Las conservas a examen: esto es lo que dicen los expertos de llenar la despensa en cuarentena

El coronavirus convierte las conservas en una opción recurrente pero ¿hasta qué punto merecen la pena?

Durante esta cuarentena por coronavirus son muchas las personas que se han propuesto cambiar sus hábitos: empezar a comer de forma saludable para evitar engordar esos cinco kilos que los nutricionistas vaticinan que cogeremos de media y hacer ejercicio físico de forma regular. Sin embargo, ya sea por las restricciones del Gobierno o por el miedo al contagio, evitamos salir de casa incluso para hacer la compra con demasiada frecuencia. Esto nos lleva a priorizar la comida en conserva y los congelados sobre los alimentos frescos. Lo cual resulta una obviedad. Sin embargo hay quieres aún se muestran reticentes a tener en su nevera varias latas de conserva. Por eso en este artículo Sandra Vaquera Ruiz, nutricionista de Mediterranean Luxury, una empresa que elabora conservas de alto nivel, sin conservantes ni colorantes, nos ayuda a despejar algunas dudas comunes que solemos tener en relación a este tipo de alimentos. ¡Apunta!

¿De qué conservas podemos fiarnos y de cuáles no? ¿Qué debemos buscar en el etiquetado?

A la hora de hablar de alimentos en conserva mucha gente sigue teniendo prejuicios. Es muy importante conocer los datos que de verdad nos interesa ver en una etiqueta nutricional. Vamos a dar siempre prioridad a las normativas: nunca te fíes de un alimento cuyo envase no presenta el sello de la Unión Europea, su fecha de fabricación, caducidad y origen.

En una etiqueta nutricional debemos tener siempre a la vista una serie de datos importantes: valor energético sobre 100 gramos del producto (kilocalorías), cantidad de grasas y grasas saturadas en algunos casos, cantidad de proteínas, hidratos de carbono, azúcares y sal. En algunos casos también puede incluir la cantidad de fibra (todo esto siempre vendrá expresado en gramos). El peso neto del producto, modo de conservación y elaboración, ingredientes del producto y por supuesto los datos de la empresa emisora también tienen que figurar en el etiquetado. Es importante poder saber si el producto es de origen nacional o es importado.

Cuando vayas a adquirir productos en conserva mira siempre si tienen conservantes o colorantes y en caso de que así sea, evítalo siempre que puedas. Dale a tu organismo todo lo que se merece y cuídalo todo lo que puedas porque sin duda somos lo que comemos.

¿Cuántos días a la semana recomiendan los nutricionistas comer comida en conserva?

Esto es muy relativo. Todo depende de la calidad del producto. Si son conservas que mantienen en un alto porcentaje las propiedades de los alimentos no tendría nada de malo llevar una dieta a base de estos productos. Siempre combinados con frutas, lácteos y otros productos perecederos que obtengamos de nuestra tienda de a pie. En la sociedad de hoy en día nos encontramos muchas veces ante situaciones que requieren este tipo de alimentos por falta de tiempo o estilo de vida.

¿Puede ser tóxico el material con el que se fabrican las latas de las conservas?

Cuando nos encontramos ante esta duda nos viene a la cabeza de manera casi involuntaria el tan controvertido “Bisfenol A”. Lo más conveniente es optar por productos sometidos a procesos de esterilización de envasado óptimos. Esto reduce muchísimo los niveles de toxicidad que tanto se asocian a los productos envasados. Muchos productos vienen en envases de cristal con técnicas de vacío totalmente controladas. No debe preocuparnos nuestra salud cuando los adquirimos.

¿Pierden sabor los alimentos en conserva?

Para nada, son el elemento perfecto para sorprender a nuestros invitados en la mesa. Cuando un producto en conserva no contiene ni colorantes ni conservantes se nota en su sabor, textura, color y propiedades.

¿Por qué se recomienda el consumo de conservas sobre todo en tiempos de coronavirus?

En estos momentos lo que debemos evitar en la medida de lo posible es salir de nuestras casas, ¿qué mejor que escoger este tipo de alimentos? Nos aseguran mucho tiempo de tranquilidad en nuestras despensas y descansar de hacer compras continuas. Al ser en conserva aguantan mucho tiempo y podemos adquirirlos en mayor cantidad sin preocuparnos de que se vayan a poner malos. Es la solución perfecta para llevar una alimentación equilibrada basada en verduras y otros alimentos con las mejores propiedades que imaginemos.

¿Cómo se conservan las conservas?

Las conservas, como sabes aguantan mucho tiempo (años) en nuestra despensa. Sin embargo, una vez abiertas, han de guardarse dentro de la nevera y consumirse en un plazo de 24 horas máximo. ¡Y nada de guardar la lata semiabierta! Todos los alimentos se deben conservar perfectamente cerrados en el frigo. ¡Para eso existen los tuppers, señoras! Y no. No es necesario que tiremos el caldito de las conservas: ni a la hora de volcar sus contenidos en un tupper ni a la hora de consumir el alimento de su interior. En el siguiente vídeo, Boticaria García nos lo explica mucho mejor.

“Para empezar, ningún “líquido de gobierno” (nombre técnico del caldillo) es tóxico: no podrían vender ningún alimento flotando en algo tóxico”, dice la experta. Dicho esto, nos recomienda consumir los de las legumbres y las verduras en conserva porque suelen cocerse en el mismo bote y al tirarlos perdemos vitaminas y minerales. Sin embargo, nos recomienda desechar los de los los de encurtidos o conservas de pescado, que tienen mucha sal (más del 1,25% de sal). También los de los almíbares porque “la fruta en almíbar no es fruta, son chuches”, dice Miriam. ¡Nos apuntamos sus consejos! ¡Y seguro que los primeros han sido la alegría de muchos!

Página web
Página webMediterranean Luxury (nombre del dueño)

Ahora ya podemos decidir qué conservas comprar cuando hagamos la compra. De hecho no es mala idea diseñar nuestro menú teniéndolas en cuenta y en la página de Mediterranean Luxury es sencillo y podemos contar con asesoramiento nutricional gratuito en función de nuestros objetivos. El sistema, una vez introducidos nuestros datos, nos devuelve una tabla como la que ves bajo estas líneas y hacer la compra es una tarea mucho más sencilla.

Mediterranean Luxury
Mediterranean LuxuryMediterranean Luxury (nombre del dueño)

Esta es una dieta “tipo”. Si buscas una dieta que se ajuste a tus necesidades tendrás que solicitar un servicio personalizado. Es conveniente en este sentido que un nutricionista te haga un seguimiento SOLO a ti.