¿Trabajas más en cuarentena?: aquí las claves para acabar con las jornadas interminables

Y que conseguirán que aumente notablemente tu productividad.

Thumbnail

Desde que diera comienzo la cuarentena, muchos son los que han dado el salto al trabajo en remoto, o también llamado teletrabajo. Una opción que a pesar de ser beneficiosa en algunos aspectos, no debemos perder horas en el desplazamiento ni optar por estilismos tan formales, también tiene una parte negativa, en este caso y como bien han expresado miles de españoles en estas semanas, está relacionada, al menos en gran parte, con el incremento de horas. El acceso ilimitado a Internet y el aislamiento que te obliga a permanecer en casa han provocado que las jornadas de trabajo se vuelvan interminables y que resulte muy complicado (o imposible) desconectar de ello.

Para evitarlo, los expertos en bienestar de The Holistic Concept, el proyecto que contiene servicios de consultoría wellness para empresas y particulares, propone un detox laboral, y para ponerlo en marcha recomiendan seis pautas que no solo evitarán dedicar más horas al trabajo sino también aumentar la motivación y la productividad del empleado.

Crear rutinas y establecer un horario

Es importante establecer un horario con el tiempo que se va a dedicar a cada actividad durante la jornada, ya sea profesional o personal. Sacar adelante el trabajo y estar conectados al mundo digital, no está reñido con dedicar un tiempo al cuidado personal y de la casa, cocinar menús saludables y equilibrados, hacer estiramientos, deporte o ejercicios de relajación en casa, leer un libro, ver una película o darse una ducha relajante. De hecho, el tiempo que se dedica a desconectar es fundamental para poder rendir y aumentar la productividad al trabajar.

Cerrar la oficina virtual al terminar la jornada

Es muy importante apagar el ordenador, una vez terminada la jornada laboral, para evitar mirar emails de última hora. Dentro de lo posible, hay que emplazar los asuntos que no sean urgentes para el día siguiente. Para ello, desactivar las notificaciones de las aplicaciones de email y mensajería interna es de gran ayuda.

Jesus Kiteque @jesuskiteque para Unsplash
Jesus Kiteque @jesuskiteque para UnsplashJesus Kiteque @jesuskiteque para Unsplash (nombre del dueño)
Apagar el teléfono al menos dos horas antes de ir a dormir y no encenderlo hasta el día siguiente

Desconectar a partir de las ocho de la tarde para reducir focos de ansiedad y calmar la sobresaturación de información que se recibe en el día a día y mantiene al cerebro demasiado ocupado. A partir de esa hora debería ser prioritario dedicar nuestro tiempo a comunicarnos con nuestros familiares y amigos, cocinar, leer, ver una película o serie, en definitiva, evadirnos.

Es fundamental retirar del dormitorio cualquier dispositivo que pueda recibir notificaciones, emails o mensajes y recuperar el aparato despertador tradicional o activar el modo avión.

Ir a la cama es un ritual: hay que ordenar los hábitos de descanso

Es importante llevar a cabo una rutina de relajación antes de acostarse. Según los expertos en bienestar, es recomendable suavizar la iluminación con velas o luces indirectas, darse una ducha caliente antes de dormir y tratar de cenar temprano y ligero para favorecer el sueño.

Las relajaciones guiadas son una buena herramienta para desconectar del trabajo

Una relajación guiada a través de un audio puede ser el mayor aliado para preparar al cerebro para ese detox laboral. “En muchas ocasiones nos resulta complicado desconectar y llevar a nuestra mente a un único lugar, en el que nos abstengamos del día a día. Por eso, un audio con una relajación guiada puede ayudarnos a conseguirlo para recargar energía”, asegura Carla Sánchez, co-fundadora de The Holistic Concept.