Cómo transformar tu casa con 5 consejos de decoración con los que viajar a Ibiza

Crea ambientes frescos de la manera más sencilla.

Cambiar la decoración de nuestra casa de estación a estación “no es una prioridad, ni mucho menos un deber pero es aconsejable”. Es algo que nos ha confirmado Teresa Serrano Vicente, CEO cofundadora de Yellow Interiorismo. La experta habla de textiles y colores para modificar la sensación térmica. Así, los cálidos son más adecuados para el invierno y los fríos confieren a nuestro hogar una sensación de frescura en los meses de más calor. Si te gustó saber cómo redistribuir la casa sin coste alguno, ¡sigue leyendo!

Preguntada por cuáles son las cinco cosas que en verano podríamos cambiar en casa para hacerla más fresquita sin hacer un gran desembolso de dinero, Teresa Serrano alude a las siguientes:

  • Alfombras, cortinas, cojines, mantelería y ropa de cama son los cinco imprescindibles a la hora de hablar de temperatura y de hecho existen colecciones con tejidos más ligeros o más cálidos según la estación.
  • En segundo lugar, aunque sea una obviedad, la primavera y el verano son los momentos adecuados para acondicionar nuestras terrazas y jardines. Además de los muebles de exterior, las hamacas y tumbonas, podemos jugar con los espacios y repensarlos, por ejemplo, en forma de chill out.
  • Guardar las alfombras o sustiturilas por unas de bambú es también una idea estupenda. Como lo es cambiar las fundas de cojín invernales (de pelo, terciopelo y tejidos gruesos) por otras más frescas de lino, fibra o algodón orgánico.
  • La iluminación también es importante. “Hazte con una lámpara de luz indirecta y olvídate de encender los fluorescentes”, nos dice Teresa Serrano. “Como toque más decorativo, atrévete a innovar con una vajilla divertida y de colores para el verano”, agrega.
  • Por último, la experta sugiere que llenemos de plantas nuestras estancias.

En referencia a este último punto, hemos hablado con el equipo de Interflora. Ellos han sido quienes nos han explicado que durante los meses de verano “las enredaderas son una apuesta segura para jardines y terrazas”. Señalan que “plantas como la bouganvillea, la abelia, los rosales, las celosías o los hibiscus aportarán mucha luz y color a cualquier rincón de exterior”. Además nos cuentan que “las plantas aromáticas, que cada vez están más de moda, son una de las mejores propuestas para el verano”. Nos proponen elegir entre la santolina, el tomillo, el romero o la lavanda. Otras plantas muy recomendables según los expertos de Interflora son las crasas y los cactus, especialmente las echeverias. Puedes encontrarlas en multitud de variedades y tipos. Son resistentes, no necesitan apenas riego y funcionan muy bien a pleno sol.

Tenemos que tener en cuenta que, como apunta la decoradora Teresa Serrano, la cocina y el baño serán las dos estancias que menos varíen durante el año. Por el contrario, las habitaciones que mayores modificaciones admiten son el dormitorio, en el que por supuesto debemos cambiar la ropa de cama y las alfombras, y el salón, donde podemos jugar con la luz y, de nuevo, con los textiles.

¿Y si queremos hacer de nuestra casa un rinconcito de Ibiza?

“El color característico de Ibiza es el blanco, así que optaremos por tonos claros y materiales naturales, como la madera, las fibras o el bambú”, explica Serrano. Según la experta, los tonos que recuerdan al mar (azul, turquesa, verdeagua) también nos ayudarán a emular la isla pitiusa. “Concretamente, podemos incluir mandalas, conchas, alfombras de yute, elementos de macramé, cojines en tonos azulados y vajillas de inspiración marítima”, comenta. Con sus ideas presentes, hemos hecho una selección de objetos que te van a enamorar.

El mandala de pared es de Yellow Interiorismo y tiene un precio de 19,90 euros. Las dos conchas cuestan 21,90 y 11,90 euros respectivamente y también están disponibles en la página web de la mencionada marca. Por su lado, la alfombra de yute cuesta 92 euros y los cojines pueden ser tuyos por 18,90 euros y 22,90 euros. Respecto a la vajilla de colores, que dará alegría a nuestras comidas, las piezas tienen precios variables desde los seis euros.

Como ves, dar a tu casa un aire veraniego es muy sencillo y te ayudará a sobrellevar el calor de estos meses de la mejor de las maneras. ¿Otra opción? Visitar alguno de los pueblos con más encanto de Galicia. ¡Y escapa de los ardientes mercurios de la gran ciudad!