¿Cómo los zapatos hablan de tu personalidad?

Los zapatos son el accesorio más simbólico de nuestro armario. Llevar tacones o zapatillas deportivas revela más cosas sobre ti de lo que piensas.

Diferentes tipos de calzado
Diferentes tipos de calzado FOTO: Unsplash Unsplash

Con nuestra ropa y zapatos representamos la obra de cómo somos nosotros mismos. Nuestro estilo de vida, motivación, identidad, personalidad… la moda es una buena manera de expresar como somos, y cada uno decidimos cómo crear la representación de lo que queremos mostrar de nosotros mismos.

Los zapatos son una de las prendas más icónicas que tenemos en nuestro vestuario y para muchas mujeres (sobre todo) parece que nunca tienen suficientes. Hace unos años, el periódico británico Daily Mail entrevistó a mil mujeres, y de ellas el 92% recordaba el primer par de zapatos que compró con su propio dinero frente al 63% que recordaba el nombre de la persona con la que se había besado por primera vez. Seguro que esta encuesta sería perfecta para Carrie, el personaje de Sex and the City cuando exclamó: “hombres, tal vez no los conozco, pero yo sé de zapatos”.

No existe ningún accesorio que pueda expresar nuestra identidad con la misma versatilidad que los zapatos: nos ponemos zapatillas de deporte para caminar, tacones para una cita y mocasines para trabajar y dar imagen de formalidad. Y muchas veces el atuendo puede ser el mismo y solo necesitamos cambiar el calzado.

La importancia de los zapatos se debe también al estilo cada vez más original y particular de la moda. Los zapatos contribuyen a comunicar singularidad y a definir nuestra identidad personal, pero hay mucho más. Ciertos tipos de zapatos, como los stilettos, hablan de poder y sexo. Cuando nos subimos a un buen par de tacones nos levantamos y proyectamos hacia arriba; nuestros tacones se convierten en una premisa erótica que aumentan la conciencia en nosotras mismas.

Qué dicen de ti tus zapatos

El significado de los zapatos debe interpretarse en relación a los roles que desempeñamos en la sociedad, los grupos con los que nos identificamos y las modas dominantes en el grupo al que pertenecemos. El calzado narra la mediación entre nuestro yo real (como soy), el ideal (como me gustaría ser) y el imperativo (como deberíamos ser). Es divertido y hasta útil mirar tu armario y que cuentes tus zapatos y el tipo de calzado al que pertenecen para descubrir qué comunicas sobre ti misma cuando los usas.

Los zapatos planos y las bailarinas

Los zapatos tipo bailarinas son un calzado elegante tranquilizador sin exceso. Deja la parte superior del pie descubierta y son románticas y cómodas. Las mujeres que prefieren usar este tipo de calzado tienden a estar en armonía positiva con los demás, son confiadas y cooperativas. Se muestran tal y como son. Imperan los rasgos femeninos como son la calidez, el sentimentalismo y la comprensión por los demás. Una mujer que viste con bailarinas comunica que es clásica, elegante, sobria y romántica.

Zapatos de tacón alto

Marylin Monroe dijo: "No sé quién inventó los tacones altos, pero todas las mujeres le deben mucho". La pasión por los tacones tiene hasta un término específico: la altocalciphilia. Las mujeres que nunca se bajan de un buen tacón pueden ser vistas como voluptuosas pero también como avariciosas.

Los tacones son un símbolo de dominación y poder. Nos hacen sentir más altos y delgados y aumentan nuestra seguridad y autoestima. También destacan el lado dominante de nuestra personalidad.

Los tacones muy altos inhiben nuestros movimientos y provocan un caminar lento y oscilante, que se ve como seductor. Un simple zapato de tacón puede convertir un conjunto casual en otro más elegante y sexy.

Las botas

Hay zapatos en teoría creados para roles masculinos como son los militares, los vaqueros o los motociclistas. Proyectan una imagen de virilidad agresiva con sus suelas gruesas, tacones pesados, el cuero, las tachuelas... Estas botas representan una armadura que crea una barrera ente yo y el mundo. Las mujeres que gustan de llevar este tipo de calzado tienen una fuerte personalidad y suelen ser muy decididas. Comunican sobre sí mismas que son fuertes, resistentes, confiables y no tienen miedo a nada.

Calzado tipo las Dr. Martens permiten también lanzar mensajes misteriosos y suavizar el rol femenino, por ejemplo, al ser combinadas con vestidos de flores o de encaje.

Zapatillas de deporte

Los famosos sneakers nos hacen sentir rápidos, ágiles y cómodos. Son un tipo de calzado unisex, refuerzan la sensación de rebelión entre los jóvenes y el mito de la juventud entre los que ya no lo son tanto. Se han convertido en el accesorio fetiche para combinar con cualquier atuendo. Las mujeres que llevan este tipo de calzado se ven como personas rápidas, tonificadas, que les gusta viajar y huyen de las limitaciones.

Las Ugg

Desde que las vimos en los pies de estrellas como Angelina Jolie o Kate Moss se han convertido en una auténtica pasión. De repente, salir a la calle con calzado cómodo también estaba a la moda. Estas botas nacieron para mantener los pies calientes después de surfear en las aguas australianas y en la vida real nos sirven para sentirnos protegidos y seguros. Dado que los pies fríos son a menudo un síntoma de estrés emocional, llevar un zapato que mantiene el pie caliente es tan tranquilizador como una buena taza de café. Las mujeres que llevan este tipo de botas transmiten relajación y afabilidad.

Sandalias

Las sandalias son vistas muchas veces como una sublimación del erotismo ya que el pie aparece desnudo, tan solo cubierto por tiras o cordones. Obviamente no son lo mismo unas chanclas que unas elegantes sandalias de tacón, pero por lo general el mostrar los dedos de los pies comunica de manera inconsciente accesibilidad. Las mujeres que llevan todo tipo de sandalias son percibidas como desinhibidas, cómodas, alegres y seductoras.