Cómo lidiar con el estrés del desconfinamiento este verano según dos expertos

Dos psicólogos nos dan los mejores trucos para sobreponernos poco a poco.

No ha sido fácil. Como sostiene la psicóloga, doctora en neurociencia y fundadora de Vidas en Positivo, Ana Asensio, “esta situación en la pandemia, nos ha puesto contra la cuerdas a muchos niveles”. Comenta que “ha tocado cosas muy profundas en las que tenemos puesta nuestra estabilidad” y asegura que el elevado grado de incertidumbre al que nos vemos sujetos “nos ha dejado a todos descolocados por no haber tenido referente previo en nuestro histórico de vida”. Así, la experta confirma que “es importante ayudarnos todo lo que podamos en todo lo que esté en nuestra mano”. ¿Cómo lo logramos? Con su ayuda y la del profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo Fernando Miralles, te damos algunos tips o consejos para volver a la calma.

La respiración por bandera:

Ana Asensio y Fernando Miralles nos animan a poner nuestra atención en la respiración a nivel diafragmático, abdominal y consciente. Recomiendan hacer unas 20 o 40 respiraciones de este tipo a lo largo del día para oxigenar nuestros tejidos, darle el mensaje de calma a nuestro sistema nerviosismo y ralentizar así nuestra activación interna. Según Miralles “si supiésemos respirar con el diafragma reduciríamos la ansiedad fisiológica”.

Volver a la observación:

Asensio nos anima a realizar acciones que nos lleven a los sentidos y nos ayuden a bajar la activación de nuestros pensamientos con una actitud amable hacia nosotros. El éxito radica según la experta en mirar todo “como si viésemos una escena, observando pequeñas acciones del día a día como es la comida, sabor, textura, temperatura o matices”.

Aprender a hacer un “body scan”:

Tanto Asensio como Miralles coinciden en que es necesario dedicar un ratito cada día a observar cómo nos encontramos, a hacer un escáner del cuerpo para descubrir qué es lo que necesita. Ana Asensio asegura que en este sentido funcionan muy bien las relajaciones guiadas con música, visualizaciones y mensajes positivos de calma, paz y amor.

Cumplir nuestros horarios:

Para Miralles, respetar nuestros horarios incluso cuando estamos de vacaciones es fundamental. “Si dormimos a deshora durante las vacaciones, alteramos nuestros ritmos circadianos y esto hace que comamos más o, por contra perdamos el apetito, que estemos más cansados, nos concentremos menos y nos notemos algo irascibles”, dice el experto. En este sentido nos dice que es necesario dormir en un lugar sin ruido ni luz. “Está demostrado científicamente que si nos dormimos con la televisión por ejemplo, aunque creamos que lo hacemos, no estamos descansando, pues nuestro cerebro está tratando de procesar la información que recibe”, sostiene. Además habla del “descanso del guerrero” y alude a la necesidad de tener la casa recogida para sentir un desahogo al llegar cada día.

Moverse es fundamental:

Para Asensio, caminar, nadar o, en general, hacer ejercicio consciente y amable con nuestro cuerpo es fundamental para “activar nuestra zona motora cerebral y liberar endorfinas y sustancias placenteras para nuestro bienestar emocional”. La experta asegura que esto además contribuye al descanso mental. Eso sí, es importante tener en cuenta la observación de Miralles. Nos dice que tenemos que tratar de disfrutar de los pequeños grandes logros. Así, “si hacemos deporte tendremos que practicarlo de forma gradual porque si no nos rendiremos antes de empezar”, dice el experto.

Quedar con nuestros amigos:

Mirarles asegura que es momento de “retomar poco a poco el contacto físico con la gente, salir a pasear, quedar con los compañeros, amigos y familiares”. “Las personas cuanto mas nos damos a los demás estamos mejor con nosotros mismos”, apuntala el psicólogo. Y advierte que no se refiere a un dar en sentido material sino a la mera entrega de nuestro tiempo.

Mantener una actitud positiva:

“Pensar y actuar de una manera realista aceptando lo que hay, entrenando el discernimiento en la toma de decisiones, y aprendiendo a gestionar emociones más incómodas”, es esencial para Ana Asensio.

Para terminar, nos quedamos con el consejo de Asensio. Que nos anima a “aprender que siempre hay una salida y que de toda situación se puede aprender algo y somos capaces de sobreponernos ante las adversidades”.