5 cenas bajas en calorías para no engordar

Con los ingredientes más sencillos que puedas imaginar.

Cenas bajas en calorías para no engordar.
Cenas bajas en calorías para no engordar. FOTO: Sigrid Olsson ©GTRESONLINE

¿Has regresado ya de tus vacaciones y quieres paliar de alguna manera los excesos de estas? ¿Has aparcado la dieta sana (como forma de alimentación y no como plan restrictivo) y te has dedicado a elegir mal en más del 10% de las ocasiones? ¡No pasa nada! Si has disfrutado, si has compartido esos deslices con los tuyos y te has reído hasta más no poder, ¡no pasa nada! Ahora es momento de volver a la rutina y te aseguramos que solo con el mero hecho de retomar tus hábitos ya perderás parte del peso que has ganado. Si además necesitas ir un paso más allá, toma nota de las cinco cenas bajas en calorías para no engordar que te vamos a enseñar.

Nos las han propuesto los expertos de Noodle, una aplicación que está revolucionando la forma de cocinar porque nos brinda muchísimas ideas para comer sano y a la vez ligero. En su exclusiva categoría “Bajo en calorías”, disponible en Nooddle Nutricional (una de las variables que han incorporado recientemente a la app) podrás encontrar muy fácilmente numerosas recetas sabrosas y con un bajo aporte calórico, para cualquier momento del día, ideales para comidas y cenas ligeras, sin tener que estar contando calorías. ¡Y todas tienen una pinta increíble! Desde Nooddle nos proponen cinco cenas bajas en calorías para disfrutar este verano sin remordimientos. ¡No te las pierdas!

Noodles de calabacín y patata con huevos

Una cena baja en calorías para no engordar.
Una cena baja en calorías para no engordar. FOTO: Nooddle Cortesía de la marca

Ingredientes (para dos personas): un calabacín, una patata, tres huevos, un diente de ajo, dos cucharadas de aceite de oliva, una pizca de sal y una pizca de pimienta negra.

Preparación (20 minutos): pela la patata y lava el calabacín. Con una mandolina corta la patata y el calabacín en largas cintas. En una sartén amplia echa un poco de aceite de oliva. Cuando se caliente vierte el ajo picado y sofríelo, a fuego medio, con cuidado de que no se queme. Vierte en la sartén los fideos de patata y calabacín, una pizca de sal y cocina durante 5-7 minutos. Un par de minutos antes de que termines de cocinar los fideos de patata y calabacín cocina los huevos. Las opciones de cómo cocinarlos son múltiples: en el microondas, a la plancha, pasados por agua, cocidos, etc. Hazlos como más te gustan. Coloca en un plato los fideos de patata y calabacín y coloca los huevos en el plato. Añádeles una pizca de pimienta y ¡listo! ¡A disfrutar!

Bol de salmón Ahumado, patata y aguacate

Una cena baja en calorías para no engordar.
Una cena baja en calorías para no engordar. FOTO: Nooddle Cortesía de la marca

Ingredientes (para dos personas). 150 gramos salmón ahumado, una patata, un aguacate, 120 gramos de lechuga y media cucharadita de sal.

Preparación (20 minutos): pela la patata y córtala en cuadrados pequeñitos. En una cazuela pon agua a hervir. Cuando comience a hervir añade la sal y los trozos de patata. Si las has cortado pequeñas en 10 minutos aproximadamente las tendrás cocidas. Una vez cocidas, cuélalas y deja que se enfríen. Mientras se cuecen las patatas aprovecha para preparar el resto de ingredientes. Lava la lechuga y córtala en trozos del tamaño que te agrade. Colócala en un recipiente como base de tu bol. Corta un aguacate por la mitad y coloca la carne del aguacate sobre la lechuga. Añade los filetes de salmón ahumado cortados en trozos y, por último, los dados de patata cocida. Puedes aliñar el bol con aceite, sal y zumo de medio limón.

Salteado de pavo, brócoli y pimientos

Una cena baja en calorías para no engordar.
Una cena baja en calorías para no engordar. FOTO: Nooddle Cortesía de la marca

Ingredientes (para dos personas): 200 gramos de brócoli, una pechuga de pavo, un pimiento rojo, un diente de ajo, dos cucharadas de aceite de oliva y dos cucharadas de salsa de soja.

Preparación (20 minutos): comienza la receta preparando los ingredientes de la siguiente manera: lava el brócoli y córtalo en ramilletes pequeños. Lava y corta en tiras el pimiento rojo. Pica finamente el ajo y, por último, corta en tiras o trozos la pechuga de pavo. En una sartén amplia echa un poco de aceite de oliva. Añade a la misma las tiras o trozos de pavo y saltéalas a fuego medio durante varios minutos, hasta que queden doradas por fuera. Retíralas y resérvalas que las emplearas más adelante. En esa misma sartén, sin necesidad de limpiarla, añade un poquito más de aceite si fuera necesario y vierte todas las verduras que tienes cortadas: el brócoli, el pimiento y el ajo. Saltea a fuego medio durante 5 minutos. Pasado ese tiempo añade a la sartén el pavo que tenías reservado. Agrega un poco de salsa de soja a todos los ingredientes y saltea durante varios minutos. A continuación apaga el fuego y sirve en tu plato.

Hamburguesas de avena, calabacín y cebolla

Una cena baja en calorías para no engordar.
Una cena baja en calorías para no engordar. FOTO: Nooddle Cortesía de la marca

Ingredientes (para dos personas): media cebolla, un diente de ajo, medio calabacín, 60 mililitros, 100 gramos de avena, dos cucharadas de pan rallado, tres cucharadas de aceite de oliva, una pizca de sal y una pizca de comino en polvo.

Preparación (20 minutos): lava el calabacín y rállalo. Colócalo sobre un colador y presiónalo para tratar de sacar el máximo agua posible. Pica muy finamente un diente de ajo y la cebolla (puedes ayudarte de un procesador de alimentos). En un recipiente vierte los copos de avena, el pan rallado, el calabacín rallado, y la cebolla y el ajo picado. Revuelve suavemente, y añade ahora el agua, el comino y un poco de sal. Mezcla todo hasta lograr una masa que te permita manipular y darle forma de hamburguesas (añade un poco más de agua, si fuera necesario). Con la masa que acabas de preparar, ve formando hamburguesas. Verás que cuando las hagas, al presionarlas para darles forma, caerá líquido, es normal. En una sartén con aceite caliente, fríe las hamburguesas y colócalas en papel absorbente. Sirve en tu plato.

Salteado de lentejas, calabacín y batata

Una cena baja en calorías para no engordar.
Una cena baja en calorías para no engordar. FOTO: Nooddle Cortesía de la marca

Ingredientes (para dos personas): un calabacín, media batata, dos cucharadas de queso fresco, 150 gramos de lentejas en conserva, dos pizcas de sal y dos cucharadas de aceite de oliva.

Preparación (20 minutos): pela y corta en dados pequeños la batata. Lava y corta en cubos el calabacín. Saca las lentejas de su bote, pásalas por debajo del agua y escúrrelas. En una sartén con un poco de aceite de oliva saltea la batata a fuego medio durante cinco minutos. Pasado ese tiempo incorpora a la sartén el calabacín y saltea otros tres minutos. Por último añade las lentejas, un poco de sal a todo (y comino si te apetece), y saltea junto con el resto de ingredientes durante 5 minutos. Si ves que se queda un poco reseco el salteado añade un poquito de agua y deja que poco a poco se absorba. Apaga el fuego, esparce el queso por encima y listo para servir en tu mesa.

¡Cuidado con contar calorías!

Victoria Lozada, nutricionista de Nooddle, más conocida en las redes como nutritionisthenewblack, nos anima a llevar una alimentación con hábitos saludables donde contar calorías no sea lo fundamental: “contar calorías es muy poco sostenible a largo plazo, por el esfuerzo mental que eso requiere, ya que no somos máquinas contadoras de calorías, y es bien fatigoso”. Además, según comenta la experta “se ha comprobado que no es una medición real”. Lozada nos explica que una caloría es la cantidad de energía que puede aportar una comida/bebida. Es como una unidad que se usa para medir cuánta energía nos proporciona cada producto. “Hay algunos alimentos que pueden aportar calorías negativas y que, además, cambian según con qué se coman, según las bacterias y la genética de quién esté comiendo”, señala la nutricionista.

Victoria Lozada asegura asimismo que en varios estudios se ha visto que, por ejemplo, un apio aporta 16 calorías, y para ser digerido se utilizan 14. En teoría solo nos estará aportando dos calorías, porque el resto se utilizó para poder digerirlo o absorber bien todos sus nutrientes. “Hay otros estudios que dicen que al acompañar pasta con ensalada, por ejemplo, las calorías disminuyen, porque la ensalada sacia más, y se reducen así el número de calorías totales que consumamos”, dice la experta.

Victoria Lozada, concluye que “cuando comemos alimentos de calidad, ver las calorías como medidor es un poco inútil, porque nos perdemos en los números y dejamos fuera los nutrientes, la saciedad, el ejercicio y nuestra salud mental”.