El síndrome posvacacional, ¿existe de verdad?

Un experto resuelve el misterio y nos da los tips necesarios para la vuelta al trabajo.

El síndrome posvacacional tiene comunes manifestaciones.Eric Audras©GTRESONLINE

Redoble de tambores y hagan sus apuestas. ¿Existe en realidad el síndrome posvacacional? Según el doctor Amable Cima, psicólogo clínico en HM Hospitales y profesor de Psicología en la Universidad CEU San Pablo de Madrid, “no hay un síndrome definido psicológicamente como síndrome posvacacional”. ¿Quiere eso decir que no exista? ¡No exactamente! Te contamos más detalles.

¿Qué es el síndrome posvacacional?

En palabras del doctor Cima, el síndrome posvacacional “es una reacción emocional y física que sufrimos al haber estado varias semanas de vacaciones”. Nos cuenta que así como los primeros días de vacaciones después de un trabajo de mucha exigencia física o mental, pasan unos días hasta que entramos en fase vacaciones, cuando estas terminan, tenemos que reactivar el organismo. “En ese momento es cuando parece lo que se llama síndrome posvacacional”, dice el experto.

Los síntomas del llamado síndrome posvacacional son comunes para todos.Frederic Cirou©GTRESONLINE

Pero ¿qué sentimos el común de los mortales al retomar la rutina? Según, Amable Cima, en general, a todos nos cuesta madrugar.r El cuerpo reacciona de forma mas lenta, estamos tristes y sentimos algo de ansiedad. El psicólogo asegura que en principio no hablaríamos de depresión sino de tristeza. “Esa es la palabra más adecuada”, señala. Y nos dice que “esos primeros cuatro o cinco días de vuelta a la oficina se hacen cuesta arriba por eso de tener que reactivar el organismo”.

Un síndrome posvacacional con agravantes

A todas estas cosas, en este anómalo mes de septiembre se suma la preocupación por el qué pasará. ¿Habrá rebrotes en mi ciudad? ¿Retrocederemos en las fases de la desescalada? ¿Seguiré teletrabajando o podré volver ya a la oficina? En palabras del experto, este año, cuando volvamos a la rutina no solo conectaremos con el trabajo de nuevo sino también con todo lo que tiene que ver con la COVID- 19. “Es una realidad compleja a la que nos tenemos que enfrentar”, dice el experto, consciente de que durante las vacaciones muchos pueden haber dejado incluso de consultar el periódico o de haber puesto las noticias en la radio o la televisión.

A pesar de esas cosas, no debemos apelar al alarmismo. El síndrome posvacacional existe en tanto en cuanto casi todos experimentamos las mismas sensaciones a la hora de retomar la rutina. No tiene cabida desde el punto de vista clínico y tampoco hay que buscarle una severa solución. Nos basta la tranquilidad de que, como dice Amable Cima, “es una reacción emocional que al cabo de pocos días se ordena”. Tratemos de buscar la felicidad en las pequeñas cosas y convenzámonos de que vamos a salir de esta y de que todo irá bien.