¿Quieres tener piernas de bailarina? ¡Esto es lo que tienes que hacer!

En una clínica gracias a la tecnología estética no invasiva o desde casa, tú eliges

Tener unas piernas firmes, tonificadas y libres de la odiosa celulitis es el sueño que tenemos muchas de nosotras. Ya te contamos que necesitabas una kettlebell en casa para lograr ese objetivo de convertirnos en bailarina con piernas y un glúteo firmes. Sin embargo nuestro ritmo de vida tras un confinamiento largo se ha convertido en un no parar, un ir y venir que provoca que muchas veces nos gustaría que el día tuviese más de 24 horas. Las obligaciones nos saturan y el ejercicio nos ayuda a relajarnos y desconectar del ajetreo. Cada vez es más fácil porque vamos conociendo rutinas y deportes nuevos que ayudan a quemar los excesos del verano y que, aún por encima, son divertidísimos como el afrobeat workout.

Fortalecer esos músculos es fácil teniendo una base de entrenamiento. No obstante, en muchas otras ocasiones necesitamos una ayudita extra, un empujón para conseguir todas esas metas que nos hemos propuesto. ¿La siguiente en la lista? Conseguir unas piernas de bailarina. Algo que es más fácil que nunca gracias a los tratamientos que hemos localizado para ti.

1. Adiós a la grasa localizada con tecnología estética no invasiva

Uno de los problemas más habituales es el de la flacidez en determinadas zonas pero también la grasa. Suele acumularse en muslos y cartucheras pero hemos descubierto un sistema exclusivo del centro The Secret Lab, B-Tonic, que ayuda a deshacerse de ella. Se basa en el movimiento del músculo como si de un entrenamiento personal se tratase. Afirman que de este modo la grasa localizada se quema y se pueden reducir ¡hasta 4 centímetros de contorno!

2. Maderoterapia contra la grasa y la retención de líquidos

Seguramente hayas escuchado hablar de este masaje con un rodillo de madera. Un efecto reductor, anticelulítico y tonificante. Es lo que se consigue gracias a este método totalmente natural. No es una mala idea cuando las piernas y en concreto los muslos se ven afectadas por variaciones en nuestro peso o cambios hormonales.

3. Piernas más ligeras gracias a las algas

Sí, como lo lees. Las algas Kelp son las protagonistas de un tratamiento envolvente en el cuerpo del centro Carmen Navarro. Se colocan en la zona deseada (no sólo en las piernas) y favorecen “la movilización de sales minerales y oligoelementos” y así “aumentar el drenaje”. Prometen que en la primera sesión ya se nota como se va dejando atrás la hinchazón, la retención de líquidos y la grasa.

4. Sin tener que movernos de casa

Definir la silueta desde casa también es posible gracias a cremas hidratantes tonificantes, como ésta. Refuerza la reducción de los depósitos de grasa y la retención de líquidos. Lo usaremos tras esa hora de gimnasio para calmar los músculos y ayudar a esculpir el cuerpo. Deberemos masajear con movimientos circulares hasta lograr su absorción.