Una escapada de fin de semana para resaltar tu belleza (por dentro y por fuera)

Un lugar donde alcanzar la paz necesaria para irradiar bienestar

Que el Covid-19 nos ha cambiado la vida, es evidente. Y que desde el confinamiento la vemos desde otra perspectiva, también. Este verano no hemos viajado a países lejanos para perdernos entre culturas totalmente desconocidas. Pero, por fin, hemos descubierto y valorado lo que tenemos a nuestro alrededor. Debido a la situación a la que nos enfrentamos desde marzo, para muchos las vacaciones han sido muy cortas, pero ahora sabemos sacarle todo el jugo a las escapadas de fin de semana.

Y lo mejor es que podemos seguir haciéndolo. Te propongo una ’‘fuga'' a una ciudad con una atracción especial; Sevilla. Y no solo para que puedas disfrutar de sus monumentos, sus calles llenas de naranjos y su gastronomía. En pleno corazón del barrio de Santa Cruz y dentro de una maravillosa casa-palacio mudéjar, se encuentra AIRE Ancient Baths Sevilla, un auténtico refugio para recuperar el equilibrio entre cuerpo y mente.

AIRE Ancient Baths es una buena alternativa para volver a compartir tiempo de calidad con tus personas queridas e incluso contigo mismo.

La experiencia AIRE se basa en los beneficios para el cuerpo y la mente derivados de la interacción con el agua a diferentes temperaturas. De hecho, todo el concepto AIRE se inspira en la tradición de los baños de las antiguas civilizaciones, quienes eran grandes conocedores de sus beneficios. De esta forma, y según explica Iñigo Maiza, Responsable de Tratamientos Aire Ancient Baths Group, gracias a la acción vasodilatadora del agua caliente y vasoconstrictora del agua fría, se logra un efecto de relajación tanto física como mental debido a la aportación enriquecedora que el proceso tiene sobre el organismo.

El recorrido termal, que es la experiencia más icónica y que ofrece todo un viaje de sensaciones, incluye estancias en el baño con agua templada del Tepidarium (36º), con el agua caliente del Caldarium (40º) y la fría del Frigidarium (14º), además del baño de vapor o Vaporium, el baño de Mil Chorros o Balneum y el Baño de Sal o Flotarium, el mejor lugar para disfrutar del placer de perder la sensación de gravedad.

Asimismo, en concreto, el Vaporium es especialmente recomendable puesto que unos minutos dentro de él contribuyen a mejorar la circulación sanguínea, facilitar la respiración e incluso reduce el insomnio al tiempo que deja limpia y purifica la piel.

Muy recomendable es sin duda la experiencia “VINO & RELAX”, donde te relajarás y gozarás, inmerso en un baño de vino, de un masaje craneofacial seguido de una degustación de vino y queso.

Y no puedo olvidarme de la azotea, donde puedes disfrutar de un baño al aire libre con vistas a la Giralda y los tejados del barrio andaluz. Y todo en silencio, a la luz tenue de miles de velas, oliendo a azahar y escuchando melodías relajantes. Olvídate del paso del tiempo, escucha a tu cuerpo y déjate llevar por su propio ritmo. Llegarás al lunes renovado en todos los sentidos.