Begoña Gómez cumple con la etiqueta vaticana

La mujer de Pedro Sánchez ha vestido de negro riguroso, ha prescindido de la mantilla y ha estrenado corte de pelo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido por primera vez con el Papa Francisco, en el Vaticano, acompañado por su esposa Begoña Gómez. A 24 de octubre de 2020, en el Vaticano
VATICAN NEWS
24/10/2020
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido por primera vez con el Papa Francisco, en el Vaticano, acompañado por su esposa Begoña Gómez. A 24 de octubre de 2020, en el Vaticano VATICAN NEWS 24/10/2020 VATICAN NEWS

Con la pandemia como telón de fondo, esta mañana se han reunido en audiencia el Papa Francisco y el presidente español Pedro Sánchez. La reunión no ha durado más de trenta y cinco minutos, tiempo habitual cuando un jefe de Gobierno o de Estado visita al Pontífice. Esta es la primera vez que Sánchez se encuentra con el Jefe de Estado Vaticano, y la primera en siete años que un presidente español visita el Vaticano.

Tanto el líder socialista como su mujer, Begoña Gómez cumplieron con la rigurosa etiqueta vaticana y se entrevistaron con el Papa visitiendo luto riguroso, una sobriedad rota solamente por la corbata azul de Pedro Sánchez.

La mujer del actual presidente del Gobierno acompañó a su marido con un vestido de corte recto por debajo de la rodilla, manga de tres cuartos y cuello cerrado. La etiqueta vaticana aconseja vestir este tipo de ropa o un traje sastre. También se puede cubrir la cabeza, en el caso de las españolas con una mantilla negra, detalle del que Gómez ha decido prescindir.

Como dicta la etiqueta, el zapato ha sido cerrado cerrado, y sin demasiado tacón. Tampoco ha lucido joyas ni se ha maquillado en exceso. Quizá lo que más ha llamado la atención ha sido su nuevo look con un rejuvenecedor flequillo despeinado.

Cuando se acude a visitar al Papa en el Vaticano se aconseja vestir de negro y hay tres colores que siempre hay que evitar: el rojo (representa a los cardenales), el violeta (con un profundo significado litúrgico) y el blanco, color reservado al Papa.

PRIVILEGIO DEL BLANCO

La única excepción de vestimenta es el privilege du blanc, una concesión exclusiva para reinas católicas y consortes de los monarcas católicos. Esta tradición vine del agradecimiento de la Iglesia a las casas reales que permanecieron fieles al catolicismo cuando todos los reinos se convirtieron al protestantismo.

Actualmente, pueden vestir de blanco:

· Reina Sofía de España (desde la proclamación de su esposo, Juan Carlos I, en 1975).

· Reina Paola de Bélgica (desde la coronación de su esposo, Alberto II, en 1993).

· Gran Duquesa María Teresa de Luxemburgo (desde el acceso al trono de su esposo, Enrique de Luxemburgo, en 2000).

· Princesa Charlène de Mónaco (desde 2013).

· Reina Matilde de Bélgica (desde la coronación de su esposo, Felipe de Bélgica, en 2013).

· Reina Letizia de España (desde la proclamación de su esposo, Felipe VI, en 2014).