Cinco errores que todos cometemos y nos impiden dormir bien

Pautas para mejorar nuestra higiene del sueño.

En la imagen, una mujer apaga su despertador.Frederic Cirou©GTRESONLINE

Llamamos insomnio a la imposibilidad de estar dormido durante tres o cuatro noches por semana. El 21% de los españoles sufre este problema y se debe a que generalmente no se cuida como se debería la llamada “higiene del sueño”, que hace referencia a las conductas que realizamos durante nuestro estado de vigilia y que tienen un impacto negativo en la calidad del descanso. Así, la unidad del sueño del Servicio de Neurología del Hospital Sanitas La Moraleja en Madrid, ha elaborado una guía con pautas de higiene de sueño que puede ayudar a asegurar un descanso adecuado. Por medio de esta nos hemos dado cuenta de que hay errores que todos cometemos y que nos impiden dormir bien. Estos son algunos de ellos:

En la imagen, una mujer sufre problemas de insomnio.Frederic CirouGTRES
  • No nos marcamos un horario: somos animales de costumbres y los expertos recomiendan que nos acostemos siempre a la misma hora. Desde Sanitas aseguran que, si es necesario, se puede realizar un ritual antes de acostarse que incluya conductas relajantes como escuchar música tranquila, lavarse los dientes o tomar una ducha templada.
  • Cenamos justo antes de meternos en la cama: las digestiones pesadas dificultan un descanso placentero. Elige algo más ligero y cena dos horas antes de irte a la cama, de manera que te acuestes cuando tu sistema digestivo haya terminado su función. Si quieres un sueño reparador olvídate también de los alimentos con cafeína cuatro horas antes de dormirte, y evita el alcohol porque, aunque parezca que da sueño, pocas horas después de tomarlo actúa como un estimulante, aumentando las veces que uno se despierta en la noche.
  • Nos quedamos dormidos en el sofá: nuestro cerebro está adaptado para dormir cuando la luz se va. La luz eléctrica ha alterado nuestros hábitos de sueño pero conviene que contemplemos de nuevo la importancia de los ritmos circadianos. Si nos quedamos dormidos en el sofá y al darnos cuenta nos vamos a la cama, nos estamos activando y esto rompe drásticamente nuestro descanso.
  • Utilizamos el móvil hasta el último momento: según el doctor Álex Ferré Masó, especialista en Medicina del Sueño en Barcelona, tenemos que controlar los estímulos luminosos porque inhiben la liberación de los neurotransmisores que hacen que nos durmamos. Lo ideal es abandonar televisión, tablet, móvil y ordenador una hora antes de acostarnos.
  • Nos estresamos por no poder dormir: según los expertos de Sanitas si no se consigue conciliar el sueño en unos 15 minutos salir de la cama y relajarse en otro lugar para volver a la cama cuando aparezca el sueño.
En la imagen, una cama vacíaUnsplashUnsplash

¿Qué me pasa cuando no descanso?

Está científicamente demostrado que cuando no dormimos lo suficiente nuestro cerebro entra en un estado de letargo. De ahí que, por ejemplo, la cofundadora del Huffington Post, Arianna Huffington , convertida en gurú del descanso, asegure que el sueño es la clave del éxito. La escritora y columnista griega sostiene que estamos en medio de una crisis de privación del sueño, y esto tiene profundas consecuencias en términos de salud, desempeño laboral, relaciones y felicidad. De ahí que haya escrito un libro titulado La revolución del sueño que te recomendamos leer YA.

Existe un estilo de yoga para dormir mejor

Se llama yoga nidra y se define como “el yoga del sueño consciente”. La neurociencia habla ya de sus beneficios y de su capacidad para fortalecer nuestro cerebro e inducirnos en una profunda relajación mental, física y emocional. ¿Lo has probado ya?