Miriam Rodríguez: “Necesitaba parar, echar el freno de mano, y vivir como una chica de 24 años (normal y corriente) que es lo que soy”

La cantante gallega presenta ‘La dirección de tu suerte’ que lanzó el mes de abril en formato digital y que ahora ve la luz físicamente.

Miriam Rodríguez en su cuenta de Instagram.@miriamrmusic_

Hay veces en la vida que es necesario parar, echar el freno de mano y así encontrar la dirección de tu suerte. Y aunque resulte paradójico, como la vida misma, Miriam Rodríguez ha encontrado esa dirección meses después de lanzar su disco ‘La dirección de tu suerte’. El confinamiento que vivió sola en Madrid la ha ayudado a valorar la vida, a saber parar, volver a sus orígenes y recuperar esa ilusión de antes del ‘boom mediático’. Por eso nos hemos encontrado a una Miriam que rebosa energía, que sigue hablando rápido (aunque ella crea que ya lo hace más lento), que vuelve a brillar con luz propia y que vuelve a tener esa ilusión de cuando era niña. Pasión, talento y un nuevo comienzo. Así es como vuelve Miriam Rodríguez después de parar este verano para volver a sentir todo (y todos) más cerca. Porque la dirección de su suerte siempre estará en Galicia.

¿Cómo están siendo estas firmas de 'la nueva normalidad?

Curiosamente le estoy sacando el lado positivo porque tienen este punto de cercanía, que aunque suene contradictorio, te paras más con la gente y aunque la comunicación sea más con los ojos, te da tiempo a preguntarles más. Estoy muy contenta porque la gente se marcha contenta y está siendo muy especial por el esfuerzo que hacen por venir. Tengo claro que estas firmas no se me van a olvidar en la vida.

¿Y el reencuentro con tus seguidores?

Emocionalmente estoy muy sentida, creo que estamos todos así, con las emociones a flor de piel. Tengo la sensación que es una especie de volver a empezar y solo puede decir gracias porque estamos viviendo todos tiempos muy complicados y no está siendo fácil para nadie y se agradece muchísimo que en tiempos tan duros estén ahí de la forma que están. Está siendo como un reencuentro muy especial y sobre todo ver caras conocidas, ver caras nuevas, ver que te agradecen por sacar el disco durante el confinamiento.

Qué has sentido al ver el disco, por fin, físicamente en tus manos después de tener que sacarlo en formato digital durante el confinamiento...

Después de todo lo que pasamos hubo un tiempo que no sabía que iba a pasar, tenía la sensación de que el disco había salido pero no había salido, hasta ese momento que vas a una firma y ves tu disco ahí... Parecía que solo conocía yo mi disco, que solo lo había tocado yo, yo que tuve mi casa como el almacén de una tienda (risas) durante meses. La primera vez que fui a una firma de discos me puse a llorar y los ves con el disco en la mano y solo piensas madre mía.

¿Te han contado alguna historia durante las firmas que te haya tocado especialmente?

Sí, y recurren mucho a ‘De vez en cuando’ y ‘No se quién soy’, son las canciones que la gente viene y te da las gracias por haberla escrito. Me vienen y me dan las gracias por haber escrito ‘De vez en cuando’ porque han pasado una época de ansiedad malísima y saber que hay una canción de otro persona que ha pasado lo mismo les ha ayudado. Y con ‘No se quién soy’ lo mismo, lo que pasa que es un tema mucho más delicado y la gente viene y te explica la historia de su abuelo, su tía, su abuela...Y todavía es más doloroso. Y hay gente que me dice que no puede ver el videoclip sin llorar y eso me toca mucho.

Y ahora cuando has vuelto a escuchar tu disco después del confinamiento, ¿hay alguna canción que le hayas dado otro sentido?

Sí, me pasa incluso que el subconsciente es sabio. Y creo que a veces escribes una cosa pensando de una manera y la vida que te va colocando tiempo después y piensa, ¿he escrito eso por eso o...? De repente ‘Desperté' que la escribí en un momento de inicio y final de etapa, ahora pasa el tiempo y con las cosas que me han pasado en los últimos meses me reafirmo más. Me pasaba mucho hablando con Pablo López, que me decía “escribí esta canción pensando esto y un año después me di cuenta que la escribí por otra cosa”. Es muy heavy, pero es lo que nos pasa a los autores.

Después del confinamiento necesitaste parar un poco y volver a tus orígenes, a tu tierra, a tu familia, a tus amigos...

Fue un proceso natural y necesario porque después de pasar el confinamiento que pasé, tanto profesional como personalmente, cuando tenía la ilusión de lanzar el disco y adaptarlo todo... Era necesario parar después de tres años, de volver a lo mío, de volver a mi familia, de volver a enraizar los pies en lo mío, en mi ámbito personal. De volver a recargar pilas, de volver con ganas e ilusión. Porque no te voy a negar que para mi el confinamiento supuso una lección de vida a todos los niveles, que te das cuenta de muchas cosas, que no puedes controlar todo, que la vida hay cosas que no te deja y te tienes que adaptar. Me fui, desconecte de todo y desaparecí en combate. Hacía la vida que hacía yo en mi pueblo con mi familia y mis amigos.

¿Te ha servido para recuperar la ilusión de la Miriam de antes de todo el boom?

¡Sí, total! Yo considero que soy una persona con los pies en el suelo pero era necesario vivir la vida de una chica de 24 años normal y corriente, no soy más que eso. Al final y al cabo, sí escribo canciones y me siento afortunada de dedicarme a ello, pero al final tengo una vida personal que no quiero perder y seguir en contacto con ellos. Es normal que si tus amigos ven que llevas tres años viajando de punta a punta y no apareces más que para tomarte una caña dos días al año, pues que estés desapegada y no estés al día de la vida. Y yo no quiero eso, mis prioridades en la vida son mi vida personal, mi familia, mis amigos y el bienestar de los míos.

Este verano ha sido ese punto de inflexión y me lo ha dado el confinamiento que me marcó un antes y un después. Honestamente, con todo lo mal que lo pasé, me vino bien porque fue como una ráfaga y una lección de vida. Que la vida te pone todo patas arriba en un segundo y te dice ahora mando yo y me dan igual tus planes. Al final sacas el lado positivo a todo y a mi esta temporada me ha enseñado mucho. No puede escribir ninguna canción y también me propuse escribir un diario y no lo conseguí. No era capaz de expresar en un papel mis sentimientos.

View this post on Instagram

sino con quién 💫

A post shared by Miriam Rodríguez (@miriamrmusic_) on