No los mostramos pero sufren: 6 tips para cuidar los pies durante los meses de invierno

Dejarlos en el olvido puede tener graves consecuencias.

Imani Bahati @imani_bht para UnsplashLa Razón (Custom Credit) | Imani Bahati @imani_bht para Unsplash

De la misma manera que ponemos especial atención al rostro o al cabello con la llegada del invierno, con el único objetivo de frenar los efectos dañinos que esta época pueda tener en ellos, debemos hacer lo propio con los pies. No los mostramos a diario como bien sucede en verano pero eso no quiere decir que no haya que protegerlos y cuidarlos. Los pies también sufren en los meses de frío, probablemente más de lo que hayas imaginado.

Sarpullidos, dermatitis, sequedad... Las consecuencias de un mal cuidado son muy diversas, algunas pueden dar lugar a aspectos muy graves. Por fortuna, desde la marca Salvelox, expertos en el cuidado de los pies, nos proponen algunos sencillos consejos que lograrán que tus pies se mantengan perfectos más allá del verano. ¿A qué esperas para ponerlos en marcha?

Michał Parzuchowski @mparzuchowski para UnsplashLa Razón (Custom Credit) | Michał Parzuchowski @mparzuchowski para Unsplash

Evita exponer los pies a fuentes directas de calor

Este simple gesto contribuye a la aparición de sabañones. Si tus pies están fríos tras haber pasar mucho tiempo en el exterior, prueba a sumergirlos en agua tibia y posteriormente sécalos bien. Esto último también es de vital importancia.

Combate las bacterias.

El espacio existente entre los dedos de los pies se convierte en una cueva perfecta para la reproducción de microorganismos y bacterias. Cada vez que nos duchemos, debemos hacer hincapié en este espacio.

Favorece la buena circulación

Con el frío es habitual que los vasos sanguíneos se contraigan, especialmente después de practicar deportes de invierno. ¿Qué debo hacer? Los expertos de Salvelox aconsejan hacerse masajes circulares o baños de agua tibia al finalizar.

No abusar del alcohol y el tabaco.

Todo es importante, no solo el cuidado exterior, también interior. Aunque posiblemente lo desconocías, la nicotina interfiere en una buena circulación sanguínea.

Elegir el calzado adecuado es clave

Es importante utilizar modelos con materiales aislantes que permitan la transpiración. En cuanto a los calcetines, desde Salvelox recomiendan utilizar aquellos de fibras naturales como la lana o el algodón.

Hidratación y una buena rutina

Al igual que realizamos cuidados diarios para el rostro o las manos, debemos hacer lo propio con la zona de los pies. Si elegimos un producto que ayude a evitar la formación de grietas y callosidades, y que proteja el pie de microorganismos estamos dando un gran paso, en el sentido más literal.