Compras online: 5 trucos infalibles para acertar que van más allá de tomarse las medidas

Posiblemente los hayas pasado por alto todo este tiempo.

Brooke Cagle @brookecagle para UnsplashBrooke Cagle @brookecagle para Unsplash

El ajetreado ritmo de vida que llevamos y que no nos permite contar con tanto tiempo libre o una simple cuestión práctica, queremos evitar colas de espera o grandes agobios, sobre todo en tiempos de coronavirus. Sea cual sea el motivo, lo que está claro es que la opción de comprar a través de Internet le ha ganado la partida a la tradicional salida para ir de shopping.

Es realmente sencillo, cómodo y está al alcance de cualquiera con un dispositivo móvil. El pedido llega a casa, no tienes que acercarte a ningún establecimiento y cuentas con un largo periodo de tiempo para probar tus prendas y asegurarte de que son las adecuadas. Todo parecen beneficios, pero también puede tener grandes desventajas: no vemos el tejido ni el tamaño de las prendas y eso puede llevar a equivocaciones. ¿La más repetida? No acertar con la talla.

Si quieres que tu próxima compra salga bien, hemos reunido algunos tips muy sencillos que te harán evitar esos fallos que llevas tiempo repitiendo. Solo tienes que ponerlos en marcha.

Aprende a tomar las medidas

Es el paso más importante. Aunque algunas webs incluyen pequeñas pautas, debes estar segura de tus medidas (nada como tenerlas apuntadas en un papel) para elegir la talla adecuada. Dedica unos minutos o el tiempo que sea necesario a estar segura de los centímetros de la cadera, cintura o pecho, más tarde lo agradecerás.

Conocer las equivalencias entre tallas

Puede parecer una tontería pero muchas veces damos por hecho que en todas las webs una talla corresponde a las mismas medidas, y no es así. En algunas firmas, por ejemplo, la talla M será una 38 mientras que en otras puede ser una 36 o una 40. Toma nota de las tablas que incorpora cada página o puedes llegar a arrepentirte.

Si estás entre dos tallas, elige la grande

Este es uno de los problemas más habituales, la duda entre adquirir la S o la M, la M o la X.... En este caso, y siempre con la idea de que podamos solucionarlo, opta por la más grande. Siempre es más sencillo arreglar una prenda que te quede holgada que intentar entrar en un diseño muy pequeño.

Observa las fotografías e indaga sobre las mismas prendas en las redes sociales

Nada como investigar en el perfil de Instagram o Facebook de la firma en cuestión y mirar sus publicaciones para poder ver como queda realmente la prenda que deseas incorporar a tu armario, rastrea sus hashtag y encuentra instantáneas de otras personas que lo han llevado antes que tú y que pueden ser tu mejor guía.

Importante: la política de devoluciones

No todo es lo que apreciamos a simple vista. Antes de dar al botón de compra, asegúrate que podrás devolver las prendas en caso de que estas no sean lo que esperas o no te queden de la forma correcta, cuáles serán los pasos a seguir y quién correcta con los gastos. Muchas veces pasamos por alto la letra pequeña y cuando nos damos cuenta es demasiado tarde.