Negro y marrón: 5 trucos para sumar los colores del invierno a tus looks y no fallar nunca

¿Todavía tienes miedo de combinarlos?

Al pensar en los meses de invierno, dos colores vienen rápidamente a nuestra mente: el negro y el marrón. Son infalibles, tonalidades que nunca pasan de moda y siempre funcionan. Cada vez que tenemos dudas, recurrimos a ellos Es una realidad. Pero, ¿pueden ir de la mano?

Vestir completamente de uno de los dos es sencillo, quizás la opción más básica, los problemas llegan cuando queremos que ambos formen parte del mismo look. Al igual que sucede con otras duplas como el rojo y el rosa, la fusión del negro y el marrón siempre ha sido polémica. Es probable, sobre todo si has superado la barrera de los 30, que hayas escuchado alguna vez que se trata de grandes enemigos, pero nada más lejos de la realidad.

En las últimas temporadas, las que más saben de moda han demostrado el poder de combinar negro y marrón para cualquier look de los meses de frío. Sinónimo de poder, glamour y estilo, lo tiene todo. La clave está en encontrar el equilibro, como siempre sucede en cuestiones de moda. Si todavía tienes miedo de adentrarte en ello, aquí te dejamos pequeños trucos tomados de las redes sociales que de verdad funcionan.

Apóyate en los complementos

Si no te atreves a sumar prendas en ambas tonalidades, empieza por añadir pequeños detalles. Apuesta por un total look en negro y añade un bolso o unos botines en marrón, será tan solo una pincelada pero la fusión es realmente atractiva.

Juega con las tonalidades

Puedes crear un look en diferentes tonos de marrón, intenta que no sean demasiado dispares para evitar una combinación desafortunada, y suma una prenda en negro. Conseguirás “romper” el outfit de una forma muy elegante.

El poder de una prenda exterior

Otro truco realmente sencillo que te hará ver esta dupla como algo más atractivo si cabe. Si quieres ir un paso más allá pero sin grandes extravagancias, combina tu total look marrón con un abrigo o una blazer en negro o viceversa. Tranquilas, es un acierto seguro.

Añade un color más...

Puede ser el blanco, el gran aliado, el rojo, el beige o incluso el azul claro. Sumar un diseño en esta tonalidad puede ayudar a que la combinación sea más sencilla. Es una forma de acercar ambos extremos.

La opción más repetida: el animal print

Es quizás la respuesta más acertada para principiantes. No das el paso de sumar prendas en negro y marrón sino que eliges una que ya combina ambas, el estampado animal. Fácil, ¿verdad? No olvides que este tipo de print siempre está de moda, va más allá de tendencias o modas pasajeras.