Cómo cuidar la piel a partir de los 40: pautas y consejos para presumir de rostro perfecto

Mantener un cutis firme y saludable depende de ti, al menos en gran parte.

Brittani Burns @brittaniburns para UnsplashBrittani Burns @brittaniburns para Unsplash

Además de mantener un estilo de vida saludable, seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico, pautas vitales a cualquier edad, a partir de los 40, esa etapa tan importante en nuestra vida, debemos intensificar el cuidado de nuestra piel. Los primeros signos del envejecimiento comienzan a estar visibles, perdemos elasticidad y firmeza. Los años no pasan en balde y es importante adaptar nuestra rutina a las nuevas necesidades. ¿Qué debemos hacer?

La experta en dermofarmacia y titular de Arbosana Farmacia, Rocío Escalante, nos da algunos consejos para presumir de rostro perfecto y olvidarnos de la edad. Toma nota cuanto antes...

Limpieza facial y exfoliación

La limpieza y la exfoliación son dos pasos muy importantes a cualquier edad, vitales podríamos decir, pero más a partir de los 40. Es importante ser muy constantes con la rutina de cuidados y limpiar la piel cada día, por la mañana es fundamental para eliminar los restos de los tratamientos aplicados por la noche, así como el sudor y toxinas que acumula piel, en el caso de la noche, lo propio con el maquillaje o la contaminación.

Además, al menos una vez a la semana es bueno realizar una exfoliación. De la misma manera que lo hacemos con el cuerpo o con el cabello, esto será clave para mantener el cutis saludable, esta vez contaremos con la ayuda de cepillos de limpieza o productos especiales. Ambos pasos, según Escalante, nos ayudarán a recuperar la luminosidad, mantener el poro limpio y visiblemente más cerrado.

Añadir un sérum a tu rutina

Son altamente recomendables al sobrepasar la barrera de los 40. ¿El motivo? Tienen una mayor concentración de activos y por eso ayudarán a cuidar las pieles maduras, retrasando su envejecimiento. La experta aconseja utilizar un sérum antioxidante en nuestra rutina de mañana con el objetivo de que proteja de los radicales libres, que provocan la oxidación y por lo tanto el envejecimiento de la piel. Posteriormente, y según el tipo de piel, podremos añadir otro tipo de suero más específico por la noche.

La protección solar es clave

No debemos recurrir a ella solo durante los meses de sol, es necesaria cada día, para evitar las manchas. Escalante recomienda adaptarla a cada momento, a cada situación. En el caso de estar en el exterior, apoyarnos en cremas solares puede ser de gran ayuda, si por el contrario estamos en interior, el uso de fotomaquillaje también funciona.

Aplicar los tratamientos por la noche

Cuando dormimos la piel se regenera, pero la renovación celular se ralentiza con la edad, por ello, Escalante habla de la importancia de elegir productos con activos renovadores. Es el momento de utilizar retinol, ácido glicólico y otros alfa hidroxiácidos.