¿Melena perfecta en invierno? Gracias a estos consejos, sí es posible

Es hora de presumir de cabello también en los meses más fríos.

Instagram @teresaandresgonzalvo
Instagram @teresaandresgonzalvo FOTO: Instagram @teresaandresgonzalvo

Lejos de lo que siempre hemos creído, el cabello no sufre únicamente durante los meses de sol. Al menos no más que con la llegada del frío. La humedad, los cambios drásticos de temperatura o los efectos de la calefacción, todo ello unido a la habitual caída del cabello que tiene lugar por estas fechas y que tanto dolores de cabeza nos provoca, terminan por debilitar el cuero cabelludo y por consiguiente, provocan que el pelo luzca sin brillo, sin volumen, sin vida.

Por no hablar del uso abusivo que realizamos de las herramientas de calor con la llegada de estas estaciones, de los jerséis, los gorros o las bufandas, grandes enemigos del cabello. Todo influye y lucir un pelo perfecto estos meses se complica. ¿Cómo consigo hacer frente a este aspecto apagado del cabello y volver a presumir de melena? Alberto Sanguino, Director de Educación de Llongueras, lo tiene claro. Aquí los cinco consejos del experto para lucir pelazo incluso bajo 0.

Equilibra el PH de tu cuero cabelludo

Identificar las necesidades de nuestro cuero cabelludo, ese es el primer paso. Encontrar el ritual perfecto para él. Más allá de mantener una buena rutina capital, haciendo hincapié en el lavado minucioso y en el uso de agua tibia, dos puntos claves para Sanguino; el experto recomienda acudir a un profesional para que ayuda a detectar cuál es el champú, mascarilla, sérum, aceite y productos de styling que mejor funcionan para ti. Y teniendo en cuenta la información recibida, Alberto Sanguino resalta algunos puntos:

- Si tu cabello tiene una tendencia grasa, utilizar un champú de uso frecuente que sea purificante y de pH neutro. (Debes oxigenar tu cuero cabelludo con un peeling exfoliante que elimine de manera más profunda la grasa de tu cabello)

- Si tu cabello tiene una tendencia seca, alterna un champú nutritivo con uno dermo-calmante. (Utilizar por las noches un sérum para regular el pH)

La importancia de la salud de tu cabello

No es verano, pero el cabello también sufre. En las estaciones invernales debes seguir utilizando tratamientos reparadores de la fibra capilar para que el cabello luzca sano y lleno de vida. Para un mayor cuidado, y siempre siguiendo las recomendaciones de tu estilista de confianza, Sanguino aconseja realizar cada mes y medio un tratamiento de salud intensivo. Si tienes tiempo, algo que en tiempos de coronavirus es más habitual, aprovecha los domingos y ¡hazlo tú misma! ¿No te atreves? Aquí van los consejos del experto.

  1. Prepara la mezcla en un bowl: introduce un yogurt natural, una cucharada sopera de miel, una cucharada sopera de aceite de argán, medio aguacate y zumo de media lima. A continuación, mezcla bien todos los ingredientes hasta conseguir una crema homogénea.
  2. Lava correctamente el cabello, y para terminar retira el 80% de la humedad con una toalla.
  3. Aplica la mezcla de medios a puntas, y déjala actuar durante 45 minutos.
  4. Aclara con abundante agua tibia.

Ten cuidado con la electricidad

El roce con algún tejido como la lana o el punto, propios de los meses de frío, el uso de gadgets de belleza de forma asidua o el exceso de los lavados pueden dar lugar a la conocida electricidad estática. ¿Cómo evitarla? El experto de Llongueras lo tiene claro.

  1. Un champú cuando laves tu cabello
  2. Aplicar una mínima cantidad de crema suavizante
  3. Terminar el aclarado con agua caliente
  4. Aplicar par de gotas de sérum de medios y puntas antes de iniciar el secado
  5. ¡Cuidado con el secador! No acerques la boquilla al cabello y siempre a una temperatura media
  6. Utilizar cepillos y peines de madera o de fibra de carbono y evita los de plástico

¿Problemas con la lluvia?

El odiado encrespamiento. En la actualidad existen una gran variedad de productos para hacerle frente, desde champús hasta acondicionadores antifrizz, pasando por protectores térmicos. Es cuestión de dar con el que más se adecúe a tu tipo de pelo, a tus necesidades. Se deben aplicar antes de utilizar una fuente de calor y tras ellos debemos nutrir el cabello con aceites o sprays antihumedad.

El caso de la nieve no es muy diferente. Al igual que ponemos énfasis en el cuidado capilar al acudir a la playa, debemos hacer lo propio los días de esquí. ¿Cómo? Utilizando un protector solar para evitar que se debilite la fibra capilar perdiendo el brillo, suavidad y calidad del color.

Di adiós a la grasa

Además de cambios de temperatura, la calefacción o los múltiples factores externos a los que nos enfrentamos día a día, debemos sumar el uso de gorros, capuchas y todos aquellos complementos que nos protegen del frío, pero que también reducen el volumen del cabello y aumentan su aspecto graso.

Para hacerles frente, Alberto Sanguino nos aporta un pequeño consejo: “Intenta lavar el cabello por la mañana y apoya el cabello recién lavado y seco sobre la almohada, esto reduce el volumen y hace que el cabello esté muy en contacto con el cuero cabelludo, traspasando así la grasa. Además, procura llevar siempre en el bolso un champú en seco y aplícalo con la cabeza boca abajo en las raíces y medios de tu cabello, ayudará a eliminar el exceso de grasa y le devolverá su volumen”.