¿Depilación permantente y sin dolor? Presentamos el láser definitivo

El Soprano Platinum es ultrarrápido, no requiere tiempo de recuperación y es apto para pieles bronceadas.

Depilación láser
Depilación láser

La revolución del láser se llama Soprano Ice Platinum, un tratamiento que se puede encontrar en Germaine Capuccini Goya de Madrid. Su tecnología opera simultáneamente con las tres ondas más eficientes en depilación dependiendo del tipo de pelo, no presenta riesgo de quemaduras y es indoloro. Además, es apto para todo tipo de pieles y vellos, desde el más grueso al más fino. Este láser se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo, incluyendo las zonas sensibles o difíciles de alcanzar como la línea del bikini o las orejas.

Cómo funciona la luz del láser

El láser incide sobre la melanina, la sustancia que da color y que es contenida tanto en el pelo como en la piel. Cuanto más negro es el pelo más melanina contiene. La energía del láser viaja por la melanina hasta el fondo del mismo, donde se encuentra el folículo piloso (responsable de su crecimiento) y éste queda destruido por la acción térmica.

Existen varios tipos de luz láser en el mercado : la Alejandrita se usa para el pelo fino y la piel clara, la Diodo para el pelo más grueso y pieles oscuras o bronceadas, y la Neodimio-Yag para el pelo más profundo y piel negra.

El nuevo láser Soprano Platinum es una máquina que en cada disparo aplica las tres ondas simultáneamente, por lo que se logra una depilación más eficaz al cubrir toda la casuística posible de piel y pelo.

Con el nuevo láser Soprano las sesiones son prácticamente indoloras para el paciente, en comparación con las antiguas sesiones que necesitaban, a veces, de crema anestésica. La piel tampoco se ve afectada ni se corren riesgos de quemaduras o apariciones de manchas.

Hoy en día la tecnología Diodo Sporano logra con rapidez y eficacia la depilación permanente en el ochenta por ciento de fototipos, aunque sigue sin haber respuesta para pelos grises, rubios muy finos o pelirrojos.

Otra de las ventajas de este nuevo sistema de depilación es que con cada disparo se logra llegar a las tres estructuras del folículo piloso. Todos tenemos pelos gruesos y finos, pelos más negros que otros y que nacen a diferentes profundidades de nuestra dermis y es por esto que hasta ahora la depilación quedaba supeditada al tipo de láser que se utilizase.

Beneficios del láser Diodo Soprano

Además de ser más eficaz y casi indoloro, los tiempos de sesión se reducen hasta el 70%. Se pueden depilar unas piernas completas en 45 minutos y una espalda en nueve.

Este tipo de técnica admite, sin riesgo de efecto adverso, las difíciles pieles oscuras y vello grueso. Otra novedad es que se puede tomar el sol el día posterior de realizar el tratamiento, por lo que no tiene que interrumpirse en verano.

La fototermólisis progresiva sustituye a la selectiva, por lo que el calor se va acumulando poco a poco y no quema ni duele. La mayor novedad es que en vez de realizar disparos puntuales de láser, la máquina se va desliando continuamente sobre el área de depilación disparando pulsos muy rápidos de baja energía, por lo que destruye el bulbo piloso sin que apenas se haya calentado la piel.

Es decir, ya no hay disparos puntuales sino unas 6 pasadas repetidas del cabezal por zona, ya no se siente dolor sino una moderada sensación de calor, incluso para los pacientes con fototipos oscuros.

¿Y se siente dolor? La sensación es mucho menos dolorosa que la cera o las máquinas eléctricas. Además, con el láser el malestar va disminuyendo con cada nueva sesión, pues los pelos serán cada vez más finos.

Aunque la sesión de depilación no es totalmente indolora, para la mayoría de clientes el umbral de dolor es muy bajo y solo una pequeña parte manifiesta molestia, que no es comparable a la obtenida mediante tecnología convencional. Las zonas influyen en la sensación de mayor o menor molestia. En la mujer, se puede sentir más sensibilidad al depilar ingles, pubis y parte anterior de las piernas. En el hombre la cara, la nuca, los laterales de abdomen, pecho y los genitales.

Esto es debido a que en estas zonas se concentra un mayor número de terminaciones nerviosas que son estimuladas por el láser.

Trucos para que te duela menos la sesión láser

· Depílate con cuchilla horas antes de comenzar la sesión. El pelo que sobresale de la piel capta la luz del láser, se calienta y quema la piel adyacente. Además, representa una pérdida de energía que empeora el resultado, ya que se necesita que la mayor cantidad de energía llegue a la raíz.

· Hidratación profunda. Cuanto más hidratada esté tu piel, menos dolor, es un hecho probado. Una buena crema en base a Aloe Vera con activos regenerantes te servirá para antes y después de la sesión. Importante: no uses cremas autobronceantes.

· Si tienes la regla evita depilarte pubis e ingles, el resto de zonas no son afectadas. Ten en cuenta tu ciclo menstrual cuando cojas tu cita.

· Haz tus sesiones cuando te toque, normalmente al principio de cada nuevo brote de pelo. Aprovéchate del nuevo pelo más fino, la sesión será menos dolorosa. Si no lo destruyes y lo dejas crecer, aunque emplees cera o cuchilla, el pelo se volverá de nuevo grueso.

· Sé positivo. Si vas predispuesto a sentir dolor, probablemente vas a sentirlo. Está comprobado que si estamos alegres y motivados, el umbral de dolor baja.