Razones para pasarse (cuanto antes) a la copa menstrual que van más allá de la comodidad

¿Todavía no te has decidido a dar el salto?

Cortesía de GlupCup.
Cortesía de GlupCup.Cortesía de GlupCup.

La copa menstrual se ha convertido en la alternativa favorita de miles de mujeres para su higiene íntima. Cada vez son más las que se inclinan por esta opción y dejan de lado otros métodos tradicionales como las compresas o los tampones, dentro del panorama VIP podemos destacar rostros de la talla de Laura Escanes o Cristina Pedroche, fieles abanderadas de este producto. Pese a todo ello, todavía hay quienes tienen cierto temor a dar el salto a esta alternativa, las dudas sobre su uso o el desconocimiento sobre sus múltiples beneficios son algunos de los factores más habituales.

Por fortuna, Alicia Nieto, fundadora de la innovadora copa menstrual GlupCup, nos desvela algunos de los beneficios más reseñables de esta alternativa para la higiene de la mujer que pueden ser definitivos para dejar atrás los tampones y las compresas. ¿A qué esperas para cambiar?

Es una alternativa ecológica y sostenible

Uno de los principales motivos por los que miles de mujeres han decidido apostar por la copa menstrual frente a otros productos de higiene femenina más tradicionales es que supone un ahorro para el medio ambiente. Según Alicia Nieto, cada mujer genera 200Kg anuales de residuos que tardarán más de 300 años en descomponerse, un dato verdaderamente escalofriante. “¿Quién no ha paseado por la playa o por el campo y se ha encontrado un aplicador de algún tampón?”, reflexiona Nieto.

Ahorro económico

El dinero también es un aspecto a resaltar. “La copa menstrual dura hasta 10 años, lo que supone un ahorro para nuestro bolsillo de más de 150€ al año que normalmente gastamos en las alternativas de higiene femenina tradicionales como tampones, compresas o salvaslips”, apunta Nieto.

GlupCup.
GlupCup.La Razón (Custom Credit)
Mayor comodidad

“Podemos utilizarla durante 12 horas y, tras un lavado con agua, volverla a introducir en nuestro cuerpo durante 12 horas más”, apunta Alicia que también destaca que esto dependerá siempre de la cantidad de sangrado de cada mujer. Su uso no impide realizar ningún tipo de deporte o baño sin miedo a que se note o se hinche, como sucede con los tampones.

Mejora la relación con tu menstruación

A pesar de que la sociedad está cambiando, al menos en términos generales, nos hemos acostumbrado a ocultar nuestra regla, “a que sea un tema tabú del que es mejor no hablar”. Sin embargo, como bien explica Alicia, al utilizar la copa menstrual, nuestras paredes vaginales no sufren sequedad ni irritaciones por mucho que llevemos la copa menstrual puesta durante horas, al tratarse de un recipiente de recogida de sangrado y no de absorción. “La silicona médica tiene la flexibilidad suficiente para adaptarse a la forma de tu vagina y permanecer inmóvil en su interior sin que la sientas. Todos estos factores nos demuestran que tenemos una menstruación saludable y nos conectan mucho más con nuestro cuerpo. Dejamos de rechazar nuestra regla y comenzamos a entenderla como parte de nosotras, sin los tabúes a los que estábamos acostumbradas.”, apunta la experta.

Reduce las infecciones vaginales

Quizás no lo sabías pero el uso de la copa menstrual de forma continuada reduce posibles infecciones vaginales. “Siempre que la copa menstrual que utilices esté fabricada 100% de silicona médica hipoalergénica, te asegurarás una salud vaginal que con otras alternativas no se puede lograr”, apunta Nieto. Los productos a los que estamos acostumbradas, como es el caso de los tampones “contienen tóxicos, químicos blanqueantes y perfumes que desequilibran nuestra flora vaginal, encargada de hacer de barrera ante posibles infecciones. La silicona, en cambio, es inocua para nuestro organismo e imposibilita la aparición de bacterias”.