Si sufro episodios de estrés, ¿cómo puede verse afectada mi piel?

Es una de las preguntas que más nos hacemos con la llegada de estás atípicas fechas navideñas.

Eli DeFaria @elidefaria para Unsplash
Eli DeFaria @elidefaria para UnsplashEli DeFaria @elidefaria para Unsplash

A medida que se acercan las fechas festivas, este año rodeadas de nerviosismo, miedo y multitud de dudas, podemos sentir cambios bruscos de ánimo o episodios de estrés. A las compras continuas o el ritmo más acelerado habitual de la Navidad, este 2020 debemos sumar la inestabilidad emocional de los largos meses de confinamiento que hemos pasado y la distancia, casi segura, que vamos a tener con gran parte de nuestra familia en estas clásicas citas de reuniones. Todo ello puede alterar nuestros niveles de estrés y conllevar graves consecuencias, no solo en torno a la salud mental sino también a la piel. “El estrés provocado por las fechas en las que nos encontramos puede alterar el equilibrio de la piel provocando erupciones en la piel e incluso puede empeorar algunas enfermedades como el acné, el eccema, la psoriasis o la dermatitis atópica”, apunta la Dra. Loida Galvany, especialista en dermatología médico-quirúrgica y venereología.

Consecuencias en la piel causadas por el estrés

La propia especialista habla de cuatro puntos claves que van desde pequeños granitos a erupciones cutáneas de mayor gravedad:

Aparición de granitos. “Las personas que padecen de acné pueden observar cómo esta patología se vuelve todavía más rebelde y pueden surgir pequeños brotes puntuales al aumentar la secreción de grasa”, apunta Galvany.

Más irritación en las pieles con psoriasis o dermatitis atópica. Los episodios de estrés que pueden darse en estas últimas semanas de diciembre puede ser más perjudiciales para aquellas personan que sufren esta patología, “la piel puede estresarse traduciéndose en un aumento de la irritación y la sequedad”.

Aumento de la irritación. Con las bajas temperaturas es normal que aparezcan rojeces en algunas zonas de la piel, pero no es el único motivo, según la doctora “también por un aumento puntual del estrés”.

Erupciones cutáneas. “Son fechas en las que recibimos constantes estímulos, por el móvil, el ordenador, en la calle... Esta situación puede provocar estrés en el comportamiento, aunque muchas veces pase desapercibido, y este estrés se ve reflejado en la salud de la piel, pudiendo provocar desde una erupción cutánea a eccemas por estrés”, apunta la Dra. Loida Galvany.

¿Cómo puedo cuidar mi piel?

Este punto es el que más preocupa a la población y que tantas dudas genera. ¿Puedo combatirlo? ¿Cambio mi rutina facial? ¿Nuevos tratamientos? La propia doctora de la mano de la firma Masderm hablan de consejos muy puntuales y sencillos de llevar a cabo en aquellos momentos de más estrés como pueden ser las navidades. La clave: preparar la piel antes de este impacto.

  1. Beber más agua de lo normal durante estos días.
  2. Aumentar el consumo de alimentos ricos en vitaminas A y E.
  3. Dedicar solamente el tiempo que realmente sea necesario a los dispositivos electrónicos.
  4. Realizar ejercicios faciales cada mañana y cada noche durante sólo unos 2 minutos.
  5. No descuidar en ningún momento la rutina facial y corporal.
  6. Evitar el maquillaje.
  7. Limpiar cada noche la piel aunque no te hayas maquillado
  8. Al terminar la ducha, echar agua fría sobre el rostro