Cuatro claves para afrontar estas atípicas fiestas de la forma correcta (palabra de experto)

Superar estas inminentes navidades puede ser complicado, pero no imposible.

S&B Vonlanthen @blavon para Unsplash
S&B Vonlanthen @blavon para UnsplashS&B Vonlanthen @blavon para Unsplash

A la infinidad de citas familiares, la búsqueda de regalos o recetas perfectas durante estas fechas navideñas, que ya de por sí suelen generar estrés en la población, este 2020 debemos añadir la pandemia y todos los cambios que ha generado en nuestra vida estos últimos meses y que también han afectado a estas últimas semanas del año. Reuniones limitadas, toque de queda, medidas de seguridad, mascarilla... La situación no es fácil y es posible, si no tomamos las medidas adecuadas, que la nueva Navidad se apodere de nosotros.

Por fortuna, desde la Escuela de Competencias para la Vida y la Salud, nos dan algunos consejos para afrontar estas atípicas fiestas de la forma correcta. Pequeñas pautas que pueden lograr grandes resultados.

1. No aferrarse a lo que no está en nuestras manos

Una de las principales claves para conseguir esa paz mental tan necesaria en estos días es no aferrarse a lo que no está en nuestra mano solucionar. “Suelta todo lo que no depende de ti. Suelta y deja ir lo que no te corresponde, lo que no es de tu incumbencia”, afirma Ángela Jordana, directora y fundadora de la Escuela de Competencias para la Vida y la Salud. No podemos evitar tener estrés, pero sí podemos activar nuestros recursos propios para evitar caer en picado bajo sus efectos y disolver la rueda del diálogo interior, usualmente negativo”, resalta.

No podemos evitar esta crisis sanitaria en la que estamos inmersos desde hace meses pero sí podemos respetar las recomendaciones y seguir al pie de la letra lo que marcan los expertos.

2. Olvídate de lo que piensen los demás

Otro de los aspectos de gran relevancia en estas fiestas es no preocuparse de la opinión de los demás. Comentarios en redes sociales, en reuniones de trabajo, familiares... todo puede afectarnos. Si nosotros queremos. “No has nacido ni estás en el mundo para cubrir las expectativas de nadie. Ni siquiera las tuyas propias”, apunta Jordana.

3. Busca el significado de lo que está pasando

Puede parecer complicado pero es posible, esa deseada “paz mental” se consigue también intentando encontrar significado y sentido a lo que nos está pasando “bucea en ti para dar con ello”. Es cuestión de pararse a pensar e intentar dar respuesta a las preguntas que una y otra vez se suceden en nuestra cabeza sobre todo esto o sobre aquello que esté por pasar. “Encontrar significado y recuperar la paz, no es un ejercicio mental, sino de escucharte”, apunta Jordana.

4. Mente positiva, pero no silenciosa

Una de las claves más repetidas por los expertos es intentar mantener una mente positiva, convertir los pensamientos negativos, tan frecuentes en estos tiempos, en otros positivos. O al menos intentarlo, un hecho que no es necesariamente “una mente calmada y en paz”. Ángela Jordana apunta que “si lo que pretendemos es forzar ese cambio entraremos en pelea con nosotros mismos y no en serenidad”.

Entonces, una pregunta llega a nosotros: ¿qué puedo hacer? “Algo muy sencillo: No analizarlos, dejar de calificarlos y de interpretar si ese pensamiento es bueno o malo, positivo o negativo. La clave está en verlos como algo pasajero, y si sucede con mucha frecuencia, plantearse si ese pensamiento está siendo útil para la vida que uno quiere vivir. Hay que preguntarse ¿es útil para mi salud mental? ¿me aporta y ayuda a expandir al máximo mi bienestar? Si no es así, descartarlo es lo más saludable”, apunta la directora de la Escuela de Competencias para la Vida y la Salud.