Los consejos que FUNCIONAN de una coach emocional (para que ni tu suegra te altere en Navidad)

Ixi Ávila, coach de Inteligencia Emocional, desvela las claves para entrenar las emociones antes de las fiestas

Cena de Navidad.
Cena de Navidad.Gtres

Estas navidades son inusuales y especiales. El distanciamiento social sigue presente y, por primera vez, vamos a encontrarnos con límites a la hora de celebrar en familia o con seres queridos. “Esto puede generar todo tipo de emociones: estrés o ansiedad, tristeza, nostalgia, frustración... Por eso, estas fiestas es más importante que nunca que dediquemos tiempo a prepararnos y entrenar nuestra mente y nuestras emociones”, explica Ixi Ávila, coach de Inteligencia Emocional. Ella ha sido quien nos ha desvelado cinco consejos fundamentales para gestionar emocionalmente la Navidad. ¡Toma nota!

Piensa fuera de la caja, piensa creativamente

Ya que estas navidades van a ser diferentes, ¿por qué intentar replicar exactamente lo que solíamos hacer otros años? Ixi Ávila propone hacer una lluvia de ideas con propuestas alternativas para celebrar las fiestas este año de una forma inolvidable.Por ejemplo, hacer una fiesta temática a través de zoom en la que cada miembro de la familia sorprenda con un disfraz diferente, o enviar cartas escritas a mano a seres queridos que no vas a poder ver, crear una atmósfera especial en tu casa, salir a conectar con la naturaleza...

En la imagen, un árbol de Navidad.
En la imagen, un árbol de Navidad.UnsplashUnsplash

Gestiona las expectativas

Cuántas más expectativas tenemos de lo que se supone que debe ser, más sufrimos cuando la realidad no cumple eso que esperábamos. Si yo me he imaginado una fiesta de Nochebuena con todo tipo de detalles (qué me voy a poner, a quién voy a ver, qué vamos a comer, qué tipo de conversaciones vamos a tener, qué música va a sonar…)¿Cuáles son las posibilidades de que en esa fiesta todo sea exactamente igual que como yo me lo he imaginado? Pocas, por no decir nulas. Por eso, antes de estas Navidades es muy importante que te hagas la pregunta: “¿Qué espero de estas fiestas?” Ajusta tus expectativas a la realidad que estamos viviendo para no desilusionarte si no puedes cenar en la misma mesa con 15 personas.

En la imagen, una familia cocinando por Navidad.
En la imagen, una familia cocinando por Navidad.UnsplashUnsplash

Vive el presente y toma decisiones en base a la información que tienes

”Cuando hablo de prepararte me refiero a que te prepares mental y emocionalmente para lidiar con la incertidumbre que va a acompañar a estas fiestas, no a que planifiques todo al detalle sin tener información suficiente. Este 2020 nos ha demostrado que todo puede cambiar de la noche a la mañana y aún no sabemos a ciencia cierta cuáles serán las limitaciones. Por eso, estas fiestas es más recomendable tomar decisiones día a día, a corto plazo. Estar lo más presente posible, y a la hora de tomar decisiones, basarte en la información que tienes en ese momento, no en todo lo que desconoces”, puntualiza la coach.

Practica la paciencia y entrena tu mente para ser más flexible

La flexibilidad este año se puede convertir en una gran aliada. Si conseguimos respirar hondo y estar abiertos a los posibles cambios de planes, nos agobiaremos menos. Ixi Ávila propone planear una Navidad bonita con lo básico y cumpliendo la distancia social. “Si finalmente las medidas son menos restringidas de lo que pensabas, puedes alterar y mejorar los planes. Mientras tanto, puedes hacer ejercicios de respiración y meditación para aumentar tu paciencia, y vivir estas fiestas con más calma”, explica.

Ejercicio de gratitud

Este año quizás no hemos conseguido todo lo que queríamos pero muchos hemos aprendido apreciar todo lo que sí tenemos en nuestras vidas. “Te propongo un ejercicio de gratitud en el que cada día, durante las fiestas, a la hora de cenar pienses en una razón por la que sientes agradecimiento y la compartas con todos tus seres queridos. Puede ser una manera muy bonita de llenar la Navidad de magia y poner el foco de atención en lo que sí funciona”, concluye Ixi Ávila.