Qué beber en Navidad si no quieres tomar alcohol

Alternativas saludables para los que quieren cuidarse.

En la imagen, un granizado de fresa.
En la imagen, un granizado de fresa. FOTO: Unsplash Unsplash

Siempre hay opciones. Si el alcohol no te gusta, no te sienta bien o has decidido por cuestiones de salud y forma física dejarlo a un lado, tienes que saber que ¡no todo está perdido! Cierto es que si lo consumimos con moderación en ocasiones especiales puntuales disfrutando sorbo a sorbo, no tiene por qué hacernos daño pero si preferimos no hacerlo... ¡hay alternativas! Te mostramos varias opciones que sin duda te encantarán y, además, ¡facilitarán tus digestiones! Apunta.

Té de frutos del bosque con una rodaja de naranja

Té de frutos del bosque con una rodaja de naranja.
Té de frutos del bosque con una rodaja de naranja. FOTO: Unsplash Unsplash

El té nos ayuda a prevenir la retención de líquidos y nos viene fenomenal entre fiesta y fiesta. Si los quieres tomar fríos con pedazos de tus frutas favoritas será especialmente que los compres en polvo. Por eso te recomendamos, por ejemplo, el té rooibos de Matcha & Co. Tiene un sabor intenso ligeramente dulzón con un aroma afrutado y no lleva cafeína. Si los prefieres en bolsitas, te recomendamos encarecidamente los de Cupper. La infusión Love Me Truly Bio es espectacular.

Zumo de tomate con pimienta

Zumo de tomate con pimienta.
Zumo de tomate con pimienta. FOTO: Unsplash Unsplash

El zumo de tomate es nutritivo y saciante, de ahí que muchos nutricionistas recomienden tomarlo durante el aperitivo para no llegar a la comida con un hambre voraz. Eso sí, es importante que cuando lo compres optes solo y exclusivamente por aquel que no contenga azúcar ni aditivos. Es el caso del zumo de tomate cherry ecológico de Biosabor que puedes encontrar en El Corte Inglés.

Agua con limón

Agua con gas y limón.
Agua con gas y limón. FOTO: Unsplash Unsplash

Pocas cosas hay tan glamurosas en el mundo saludable que pedirse un agua con gas y limón. Es una tendencia ya asentada en Reino Unido, por ejemplo, donde el agua que más se consume es la de San Pellegrino, un agua mineral natural gourmet que puedes adquirir con o sin gas y en envases de plástico o vidrio según prefieras.

Granizado de hierbabuena y fruta deshidratada

Granizado de hierbabuena con fruta desecada.
Granizado de hierbabuena con fruta desecada. FOTO: Unsplash Unsplash

Puedes emplear el agua de San Pellegrino para hacer un delicioso granizado para acompañar tus aperitivos. Solo tienes que machacar un poquito de hojas frescas de hierbabuena en el mortero y agregarlas a tu vaso con un puñadito de frutas deshidratadas. Las puedes encontrar en Foodspring y hay varias exóticas convinaciones a tu disposición.

Kombucha

Kombucha de frutos rojos.
Kombucha de frutos rojos. FOTO: Unsplash Unsplash

Terminamos con la archiconocida kombucha, una bebida hecha a partir de la fermentación del té negro que se combina con diferentes frutas para darle sabores originales y que resulta especialmente beneficiosa para nuestra salud por sus propiedades probióticas. No puedes dejar de probar la de Miwi Drinks. Hay tres sabores distintos y no sabríamos decir cuál es nuestro favorito.