Cómo hacer croquetas para aprovechar la comida de Navidad

Las croquetas son las reinas del ‘trash cooking’ o ‘cocina de aprovechamiento’.

En la imagen, unas croquetas de cocido.
En la imagen, unas croquetas de cocido.Eising Studio - Food Photo & Video©GTRESONLINE

Según un estudio sobre el desperdicio alimentario en estas fechas realizado por Too Good To Go, aunque esta Navidad las comidas cuenten con un número menor de comensales, se mantendrán los típicos excesos propios de las fiestas. Aseguran que hasta un 20% de la comida que preparamos acaba en el cubo de la basura. ¿La mejor opción? Trasformar esos restos en recetas nuevas. Acostumbrados a cocinar para muchos invitados, este año corremos el riesgo de acabar con la nevera llena de tuppers. ¿Qué hacemos para que esto no pase?

En la imagen, croquetas de jamón.
En la imagen, croquetas de jamón.Eising Studio - Food Photo & Video©GTRESONLINE

El trash cooking o cocina de aprovechamiento no tiene ningún secreto más que utilizar la comida que ha sobrado para crear nuevos platos que incluso pueden llegar a ser más ricos que los originales. Esta técnica culinaria, de la que ya hicieron uso nuestras abuelas, está en pleno auge. Por eso, Oído Cocina Gourmet, el principal distribuidor y proveedor de croquetas gourmet a particulares y al sector Horeca de Madrid, ha elaborado un listado con 10 ideas para aprovechar la comida que ha sobrado y preparar unas exquisitas croquetas. ¡Toma nota!

  1. Jamón: la reina, la preferida. Este año al ser menos a la mesa, puede que sobre algo de jamón. Cortado en taquitos o en tiras y sin quitar la grasa se consiguen unas croquetas exquisitas y aptas para todos los públicos.
  2. Pollo: ¿un pollo es demasiado para seis? Acostumbrados a cocinar para muchos invitados, este año es normal que no sepamos calcular. Si ha sobrado pollo asado, se puede desmenuzar, hervir y añadir a la bechamel.
  3. Cocido. Quizás la más clásica de todas y que nunca faltó en ninguna mesa. No solo sirve la carne que añadimos al cocido para dar sabor, también se pueden utilizar las alubias o garbanzos, dependiendo del tipo de cocido se haya preparado, así como las verduras y triturarlo todo para añadirle a la bechamel.
  4. Gachas. ¿Poco común? Este plato típico manchego puede ayudarte a conseguir unas croquetas buenísimas. Harina, chorizo, panceta y pimientos, todo en pequeños taquitos. La elaboración es muy sencilla.
  5. Merluza. Da igual si es cocida, rebozada o en salsa, la clave está en no dejar ni una espina a la hora de desmenuzarlas. Además, se puede aprovechar el caldo para intensificar el sabor. Si los más pequeños no comieron el pescado el día anterior, seguramente consigas que lo hagan con estas croquetas.
  6. Crema de bacalao. También conocida como baranda, es una especie de crema a la que, además del pescado, se le añade patata. El proceso es fácil, solo hay que integrar la crema en la bechamel y ¡listo!
  7. Gambas. La probabilidad de que en Navidad alguien deje una gamba en el plato es casi misión imposible, pero si hay suerte, las croquetas de gambas son un plato exquisito. Ya sean cocidas o al ajillo, solo se necesita trocearlas y agregarlas a la masa.
  8. Verduras. Las verduras parecen un plato aburrido, pero no tiene por qué. Si este año has decidido agregar al pollo asado verduras en vez de patatas y ha sobrado, solo hay que cortarlas, sofreír e integrarlas cuando se está preparando la bechamel.
  9. Queso. Las tablas de quesos de Pinterest seguro que protagonizarán muchas mesas de Navidad este año. Si la motivación hace que se corte queso como para un banquete, ¡qué no cunda el pánico! Queso azul, de cabra, parmesano…. Añadir a taquitos en la bechamel. Aquí lo difícil será no comértelas todas.
  10. Foie. Puede parecer muy sofisticado, pero es muy sencillo de preparar. Si ya lo marcaste con la plancha solo tienes que picarlo y añadirlo a la masa. Con estas croquetas consigues un plato gourmet aprovechando lo que sobró de la noche anterior.

Estos trucos y muchos consejos más, se actualizan de forma constante en la web de Oído Cocina Gourmet. En ella se pueden encontrar recetas de todo tipo elaboradas por su chef y cofundadora, Cristina Comenge. Y para aquellos a los que se les resista aún la receta, siempre estará la opción de comprarlas ya preparadas congeladas en su web. Al ser caseras, ¡nadie notará la diferencia!