Te resolvemos todas las dudas que tienes sobre el botox de la mano de expertos

Hablamos con tres doctores para contestarte todas las preguntas que siempre te has hecho.

Hablamos con tres doctores para contestarte todas las preguntas que siempre te has hecho
Hablamos con tres doctores para contestarte todas las preguntas que siempre te has hecho FOTO: Pinterest

Conocido popularmente por su nombre comercial, el botox o más específicamente, la toxina botulínica es uno de los compuestos más demandados en el mundo de la estética, y su uso se ha generalizado de forma masiva entre hombres y mujeres de todas las edades. Pero, ¿sabemos realmente en qué consiste? Ante el aluvión de peticiones en los centros especializados hemos querido poner el foco en él y preguntar a los expertos todas las dudas que puedes tener al respecto. Así que si tienes pensado usarlo, vamos a tratar de informarte primero.

¿Qué es el botox?

Se trata de una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum. La versión más popular de esta neurotoxina por su uso en estética se denomina bótox, y como bien apunta el Doctor Jesús Sierra, pionero en España en el uso de este producto, se trata de un medicamento, a diferencia del famoso ácido hialurónico, que es un producto farmacéutico.

¿Cuál es su función?

La Doctora Aunción Cascante, Responsable de estética del departamento de cirugía del Hospital de La Zarzuela desde el año 2000, nos cuenta que su la función de este producto es bloquear el músculo para evitar su contracción, evitando así que se generen arrugas en la zona, por lo que también es un tratamiento preventivo, que impide hacer movimientos que retrasan la aparición de la arruga.

¿A qué edad debería empezar?

La Dra. Maritina Martínez Lara, Vocal de Ética e Intrusión de SECPRE nos responde: “Aunque hay pacientes que comienzan a solicitarlo muy jóvenes, en torno incluso a los 20 años, realmente la edad que se recomienda empezar es cuando comienzan a ser visibles las arrugas de expresión, generalmente entre los 25-30 años, aunque depende de cada caso concreto”.

¿Cuál es la diferencia entre el ácido hialurónico y el botox?

El botox bloquea el músculo donde se inyecta, por lo que está indicado para evitar o hacer desaparecer las llamadas arrugas dinámicas. El ácido es un relleno que sirve para dar volumen o rellenar arrugas profundas o superficiales Podríamos llamarlo un voluminizador, nos explica el Dr. Sierra.

¿En qué zonas de pone?

La Dr. Cascante nos cuenta que su uso está aprobado para el tercio superior de la cara. Esto sería frente, entrecejo y patas de gallo. Aunque lo que pocos conocen es que también puede usarse en axilas, palma de las manos y planta de los pies para evitar la Hiperidrosis o exceso de sudoración, con resultados realmente efectivos.

¿Es dolorosa su aplicación?

“Es poco dolorosa pues se trata de una toxina que viene como un polvo a diluir en suero fisiológico. Esto significa que se puede infiltrar con agujas muy finas y por tanto casi indoloras. Por otra parte, lo que inyectamos no produce ningún picor ni quemazón” nos asegura la Dra. Martínez.

¿Cuánto dura?

Con las tres marcas comerciales que existen en el mercado en la actualidad la duración del bloqueo de la contracción real son 4 meses, pero en estética queda una relajación cutánea que dura dos meses más, por lo que recomiendo a mis pacientes que vuelvan a los 6 meses, nos explica la Dra. Cascante.

¿Cuando empiezan a verse sus efectos?

La Dr Martínez nos responde tajante: “No. Tienen que pasar varios días hasta que comienza a hacer efecto, por lo que se empieza a notar pasados 4-5 días y va incrementándose el efecto hasta los 15 días. Esta es la razón por la que hay que esperar mínimo 2 semanas para evaluar el efecto de un tratamiento”.

¿En qué personas está contraindicado?

Por supuesto en embarazadas y lactantes. Pero además el Dr. Sierra nos recomienda evitarlo en aquellos pacientes de enfermedades con miastenia y con parálisis musculares, como la esclerosis múltiple o el ELA.