Cinco restaurantes de Madrid donde el cocido es la estrella

Disfruta del plato más castizo en los sitios más míticos de la capital.

Disfruta del plato más castizo en los sitios más míticos de la capital
Disfruta del plato más castizo en los sitios más míticos de la capital FOTO: Pinterest

El cocido es sin duda uno de los platos más castizos de la capital y uno de los más famosos de España. Compuesto fundamentalmente por un caldo de carne con fideos y otro de garbanzos, carne y verduras, su preparación se ha convertido en un auténtico ritual, lo mismo que la forma de disfrutarlo. Por eso especialmente en invierno elegir un buen restaurante donde comerlo es más importante de lo que piensas. Nosotros hemos querido hacer una selección de cinco de nuestros favoritos para disfrutar cualquier fin de semana con familia y amigos.

Lhardy, Carrera de San Jerónimo 8

“El año en el que se inauguró Lhardy, todavía toreaba Cúchares, había aguadores por las calles y acababa de nacer la música de zarzuela”. Así definen desde la propia web este histórico restaurante que abrió sus puertas en 1839. Gran parte de la historia de España se ha tramado entre la elegancia de estas paredes. Solo por eso y por su decoración bien merece una visita. Pero lo cierto es que su famoso cocido lo ha convertido en un centro de peregrinación de turistas y locales, que cada fin de semana, pero especialmente en invierno, acuden a reponer fuerzas a este mítico local.

Taberna Pedraza, Calle de Recoletas 4

En 2014, tras dos años recorriendo la geografía española en busca de platos tradicionales y productos únicos, Santiago Pedraza y Carmen Carro abren esta taberna. Un año más tarde, se suma a la aventura ‘Carmen Casa de Cocidos’, un espacio especializado en esta receta castiza y que en apenas un año, se convirtió en uno de los sitios de referencia en la elaboración de este tradicional plato madrileño.

La Bola, Calle de la Bola 5

En el año 1870, la asturiana Cándida Santos se hace cargo de este local, y nace la historia del cocido madrileño de La Taberna La Bola que sigue fiel a su primera receta de hace siglo y medio. Cuentan los periódicos de la época que en los primeros años del Siglo XX se podían comer tres tipos de cocido según podían los bolsillos de la sociedad de aquellos días.

Malacatín, Cale de la Ruda 5

Malacatín es uno de los doce Restaurantes Centenarios de Madrid, un viaje al pasado, una forma de entender nuestra cocina, cultura y tradiciones, en un pequeño rincón del Madrid más castizo de finales de siglo XIX. Incluso su decoración se mantiene intacta desde hace décadas. Realizado con chorizo de León, potente y sabroso. La morcilla, traida de tierras asturianas y el garbanzo de Zamora, con personalidad y sello de garantía.

La Clave, Calle de Velázquez 22

La Clave ha sido elegido por El Club de Amigos del Cocido como uno de los mejores de la capital, es el único de Madrid que se sirve en cocido en cuatro partes o vuelcos. El primero se remonta a una tradición serrana, la croqueta de pringá, que se prepara con el tocino, el chorizo y la morcilla del cocido. Los tres siguientes siguen la norma clásica del cocido madrileño: la sopa, acompañada de cebolleta y guindilla, el vuelco de los garbanzos y el de las carnes. Además de eso, maridan su guiso con una bebida que nunca imaginarías: el champagne.