El chaleco boho más elegante de María Pombo es el que vas a querer llevar con vaqueros hoy mismo y con vestidos blancos en verano

De Madrid a Ibiza.

María Pombo con chaleco boho.
María Pombo con chaleco boho. FOTO: High Spirits

No os vamos a engañar, ha sido salir el sol en Madrid y venirnos arriba pensando en el verano, el buen tiempo y las vacaciones. Pero mientras esperamos para los meses de calor, nos tendremos que conformar con Semana Santa y poder estrenar las nuevas tendencias que nos están esperando en el armario. Si el otro día María Pombo enamoraba a media España en ‘Mi casa es la tuya’ junto a Bertín Osborne con chaleco acolchado de estampado de flores de la firma francesa Antik Batik, hoy lo vuelve a hacer con otro chaleco pero en este caso de la firma High Spirits de la que es imagen.

Un chaleco de estilo boho que pertenece a la nueva colección de la marca y que nos traslada de Ibiza a Madrid. Una prenda que necesitamos ya en nuestro armario para combinar con camiseta blanca y vaqueros como hace María Pombo por las calles de Madrid y después lucirlo en verano en Ibiza con todos nuestros vestidos blancos.

María Pombo con chaleco boho.
María Pombo con chaleco boho. FOTO: High Spirits

Los artistas en el París del siglo XIX se atribuyeron el término ‘bohemio’ para diferenciarse de la clase media francesa de la época, a los cuales consideraban incultos y desinteresados por el arte. El estilo boho, tal y como lo conocemos en la actualidad, se puso de moda desde los años 60 y hasta principios de la década de los 70. A pesar de ser una tendencia muy puntual en el tiempo, lo cierto es que ha resistido al paso de los años y se ha ido reinventando con nuevas fórmulas como el ‘boho chic’ o el ‘hippie chic’, y el chaleco de María Pombo es un claro ejemplo de las prendas boho que más amamos cuando llega el buen tiempo.

Chaleco bordados borlas (69,99€)

Chaleco bordados.
Chaleco bordados. FOTO: High Spirits

Se trata de este chaleco corto, con detalle de bordados en el delantero, con borlas de colores en las mangas y en el bajo. ¡Una maravilla!