Amelia Bono nos hace desear un mono de crochet como esos que nos hacían nuestras abuelas para todos los días de playa que tenemos por delante

La tendencia viral para este verano.

Amelia Bono disfrutando del domingo en la playa.
Amelia Bono disfrutando del domingo en la playa. FOTO: @ameliabono

Ya es oficial, se acaban las vacaciones de Semana Santa. Y es que lo bueno dos veces bueno o eso dicen. Aunque en algunas Comunidades mañana todavía es festivo, la mayoría de España está volviendo hoy de esos deseados días de relax y descanso, entre ellos, Amelia Bono que ya se está despidiendo de Marbella y de la playa para volver a Madrid. Pero eso sí, al menos de momento hace sol y buen tiempo en la capital de España, aunque esta semana vuelva la lluvia y se normalicen las temperaturas.

Para despedirse por todo lo alto de la Semana Santa, Amelia Bono ha optado por lucir un mono blanco de crochet para ir a la playa y resaltar aún más su bronceado. El suyo parece un mono de crochet de Zara de la temporada pasada y sin duda nos recuerda a todas esas prendas de ganchillo que nos hacían nuestras abuelas de pequeñas y que a Rocío Flores también le encantan para sus looks más boho. Y atenta, porque esta primavera el crochet vuelve aún con más fuerza que las pasadas.

Que el crochet se ha convertido en el tejido estrella de la primavera y posiblemente también de la época veraniega no es ningún secreto. De ahí que no sorprenda que Zara ya haya tomado nota de ello y sus nuevas propuestas de cara a los meses de sol estén repletas de prendas y complementos con el crochet como gran protagonismo.

Conocido también como crochet, esta técnica hace referencia a un tipo de tejido realizado generalmente con hilo o con lana que lleva presente en la moda desde tiempos inmemoriales. Generalmente asociado a nuestras abuelas, o incluso a esos tapetes tan típicos que cubrían las mesas camillas de sus casa, y que están en nuestros recuerdos de la más tierna infancia. Si bien es cierto que durante un tiempo sufrió el desprecio de la moda, parece que esto está apunto de acabar. Puede que sea por el revival que están sufriendo otras décadas estilísticas como la de los 70 o porque la pandemia nos ha despertado hobbies caseros prácticamente olvidados, y este puede ser uno de ellos.