El vestido de agosto (rebajado) lo tiene Paula Echevarría firmado por Charo Ruiz pero es el menos ibicenco y el más tendencia

Ayer nos enamoraba con un sexy vestido en Starlite y hoy con uno romántico en la playa

Paula Echevarría con vestido ibicenco.
Paula Echevarría con vestido ibicenco. FOTO: @pau_echevarria

Los atardeceres de verano en la playa son para eso, para llevar nuestros vestidos más bonitos y románticos como ha hecho Paula Echevarría. Si el fin de semana nos enamoraba con un vestido de estampado floral de lo más sexy para disfrutar de las noches de conciertos en Starlite, que no hay vacaciones en Marbella si disfrutar del festival más exclusivo de España, hoy Paula Echevarría nos roba el corazón con este vestido rebajado de Charo Ruiz. Un vestido que además está rebajado, es el menos ibicenco pero el más en tendencia. Un diseño de esos que no vas a dudar en querer meter en tu maleta de vacaciones en agosto.

Paula Echevarría y Miguel Torres en Starlite.
Paula Echevarría y Miguel Torres en Starlite. FOTO: RAFA ESPANA GTRES

¡Qué viva la moda española! Porque aunque no lo parezca, aún queda verano por delante. Esos de un verano mejor que el anterior. De las noches eternas y los helados infinitos. Atardeceras, sal en la piel y ese bronceado que a todos nos sienta tan bien. Ay amigas, que sería del verano sin los vestidos ibicencos. Y cuando hablamos de vestidos ibicencos solo podemos pensar en Charo Ruiz. Pero este año, olvídate del típico blanco o el negro más elegante. Porque la colección rebajda de Charo Ruiz se llena de color para invitarnos a bailar sin parar este mes de agosto.

Y cuando hablamos de vestidos ibicencos solo podemos pensar en Charo Ruiz. Pero este año, olvídate del típico blanco o el negro más elegante. Esta colección de Charo Ruiz se llena de color para invitarnos a bailar sin parar estos meses de verano.

Vestido corto Enya (295,20 euros)

Vestido corto Enya.
Vestido corto Enya. FOTO: Charo Ruiz

El vestido Enya confeccionado en algodón 100% estampado. Es una prenda de volúmenes perfectamente equilibrados con su cuerpo ajustado contrasta con el vuelo de la falda, formada por tres volantes adornados con sutiles guipures. Un vestido para conseguir un efecto “efortless” sin dejar de lucir radiante en todos las tardes y noche de verano.