LIFESTYLE D. Hoy
  • La famosa dieta de la piña exprés y sus beneficios
    /

La famosa dieta de la piña exprés y sus beneficios

Se aproxima un evento, una cita, ponerse el traje de baño... te contamos cómo llevar a cabo este plan de choque

La piña es una planta tropical comestible originaria de América del Sur llena de beneficios para la salud por lo que se considera un "medicalimento". Con una riqueza en vitaminas y minerales difícil de superar pero sobre todo por las propiedades de su enzima. Es digestiva, cardiosaludable, antiinflamatoria, anticatarral y al ser muy baja en calorías la hace aliada perfecta para dietas de pérdida de peso.

Hoy en día su consumo está muy extendido por todo el mundo gracias a su delicioso sabor y a sus propiedades nutricionales. La encuentras durante todo el año al natural en cualquier supermercado o bien puedes optar por comprar latas pequeñas de rodajas de piña en su jugo natural de diferentes marcas, en cualquiera de los casos su consumo es muy beneficioso.

Esta fruta nos ayuda a eliminar o quemar las grasas, siendo muy recomendada para personas con celulitis, obesidad, sobrepeso o que simplemente quieran puntualmente perder un par de kilos. Hasta un 85% de la piña es agua, esto quiere decir que te saciará, te mantendrá bien hidratado y te aportará muy pocas calorías. Suena bien, ¿no? Pero es mucho más. Un súper alimento que suma muchos beneficios para la salud.

La famosa dieta de la piña exprés y sus beneficios

La dieta de la piña es una de las dietas que se ha hecho famosa entre hombres y mujeres ya que promete perder una media de 2 kilos en 3 días. Eso si como con cualquier dieta debe ser evaluada antes por un médico, dietista o nutricionista.

Hace unos años una experta nutricionista me la recomendó personalmente para una pérdida de peso exprés y controlada. Desde entonces cada vez que necesito estar bien para una fecha especial (cenas, eventos y fiestas) o me encuentro saturada de comidas y necesito encontrarme mejor, recurro a esta dieta de choque. Es sencilla de llevar y saludable. Depurativa, diurética, elimina toxinas y te deshinchas notablemente. Lo que yo puedo decir desde mi experiencia es que funciona, pero ojo con las dietas, dependen de muchos factores y sobre todo de tu estado de salud. Antes de lanzarnos, debemos tener claro siempre la recomendación directa de un profesional médico con el fin de valorar los posibles pros y contras de la misma según cada persona.

Pero esta dieta no sólo se basa en la fruta, incluye más alimentos que contienen proteínas, hidratos de carbono, lípidos y un alto contenido en fibra. ¡Si lo haces siguiendo las pautas es saludable y notarás los resultados!

La famosa dieta de la piña exprés y sus beneficios

Esta fruta tropical tiene muchos beneficios sobre la salud, más de los que te imaginas...

Es una fuente de vitaminas y minerales. Tiene vitamina A, B1, B6, B9, vitamina C, fibra alimentaria, calcio, cobre y ácido fólico. También tiene pequeñas cantidades de hierro y es rica en potasio y manganeso, ¿más? Es un alimento que además de nutrientes nos aporta agua, su poder diurético te ayudará a eliminar los líquidos sobrantes.

Gran parte del secreto de esta dieta se debe a que contiene la enzima bromelina, la cual se encuentra sólo en la piña y su función es deshacer las proteínas. La bromelina reduce la inflamación y fortalece el sistema inmunológico, favoreciendo el proceso digestivo. Al facilitar la digestión de las proteínas es útil para las personas propensas a sufrir digestiones pesadas. Esta enzima es también beneficiosa en casos de estreñimiento, dispepsia, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa y enfermedad inflamatoria intestinal.

Además se ha indicado en casos de diarrea, ya que parece inhibir el crecimiento de los microbios intestinales y mejora los receptores del intestino. Tanto la fruta como la cocción de la raíz se recomiendan tradi­cio­nalmen­te en el tratamiento de los parásitos intestinales.

La famosa dieta de la piña exprés y sus beneficios

Ejerce una notable acción antiinflamatoria siendo útil en casos de tendinitis y afecciones reumáticas con edema de los miembros. Los expertos recomiendan el consumo de bromelina como un método terapéutico que ayuda en el tratamiento de las enfermedades crónicas inflamatorias, malignas y autoinmunes.

Es protectora frente al cáncer. Interfiere en el desarrollo de células ma­lignas (reduciendo el riesgo de metástasis de algunos tipos de cáncer) y parece potenciar los efectos de la quimioterapia. También se ha descubierto que las personas que consumen más vegetales de color amarillo y verde oscuro, ajo y cebolla tienen menos posibilidades de tener un adenoma colorrectal, causa de cáncer.

La famosa dieta de la piña exprés y sus beneficios

Por si fuera poco esta fruta inhibe la agregación plaquetaria y ejerce una actividad fibrinolítica, lo que reduce el riesgo de embolias. ¡Es cardioprotectora! La bromelina previene y reduce la gravedad de anginas de pecho y ataques isquémicos transitorios, así como también protege contra la tromboflebitis. En otras palabras, consumir piña reduce el riesgo de embolia y trombosis arterial.

En caso de resfriado, catarro o sinusitis, sobre todo si se acompaña de mucosidad, la piña es un excelente complemento alimentario, ya que al ejercer una acción proteolítica disuelve las mu­cosidades, las vuelve más líquidas y ayuda enormemente a eliminarlas. Su contenido en vitamina C ayuda a esta acción benéfica frente al catarro y la tos.

Todos sus nutrientes la convierten además en beneficiosa para la piel. Ayuda a limpiar y sanar las úlceras de la piel mejorando y acelerando la cicatrización de las quemaduras y heridas.

La famosa dieta de la piña exprés y sus beneficios

Y por supuesto nos encanta que sea baja en calorías, puedes tomarlas sin preocupaciones, 100 gramos de piña tienen unas 50 calorías. Se puede preparar de múltiples formas. En zumos, batidos, en ensaladas o en brochetas de frutas. También en platos de carne o pescado o para postres.

La dieta de choque de la piña

Esta dieta que tiene tantos adeptos es una dieta de choque eficaz, sin embargo, no es una solución a largo plazo, no te puedes alimentar de piña exclusivamente durante un periodo largo de tiempo ya que más tiempo del recomendado empezarías a tener carencias nutricionales.

Llevada a cabo durante poco tiempo es saludable pero eso sí, quien se someta a ella, tiene que tener presente que ese peso no se pierde de por vida, sino que, posteriormente, al recuperar la dieta habitual, ese peso volverá probablemente si no varias tus hábitos.

Algunas recomendaciones previas: ante cualquier duda y antes de comenzarla consulta a tu médico, dietista o nutricionista; no olvides beber un mínimo de 1,5 -2 litros de agua al día durante la misma y no sobrepases los tres días de duración. ¡Toma nota!:

La famosa dieta de la piña exprés y sus beneficios

Día 1

Desayuno:

Café con leche desnatada o yogur desnatado + una tostada de pan integral con mermelada baja en azúcar o queso fresco o fiambre de pavo + un zumo de naranja.

A media mañana:

Una rodaja de piña natural o en su jugo.

Comida:

Tres o cuatro rodajas de piña natural o en su jugo + dos pechugas de pollo o filete de ternera (máximo 200gr) cocinados a la plancha con una cucharada de aceite de oliva, con un poco de sal y pimienta.

Merienda:

Dos rodajas de piña natural o en su jugo + yogur desnatado con fibra.

Cena:

Dos o tres rodajas de piña natural o en su jugo + 2 pechugas de pollo (máximo 200gr) cocinadas a la plancha con una cucharada de aceite de oliva. Para acompañar, una ensalada comedida de lechuga aderezada con una cucharada de aceite de oliva y vinagre.

Día 2

Desayuno:

Café con leche desnatada o yogur desnatado + una tostada de pan integral con mermelada baja en azúcar o queso fresco o fiambre de pavo + un zumo de naranja.

A media mañana:

Una rodaja de piña natural o en su jugo.

Comida:

Tres o cuatro rodajas de piña natural o en su jugo + atún o salmón fresco (máximo 200gr) cocinados a la plancha con una cucharada de aceite de oliva, con un poco de sal y pimienta.

Merienda:

Dos rodajas de piña natural o en su jugo + yogur desnatado con fibra.

Cena:

Dos o tres rodajas de piña natural o en su jugo + una ensalada mixta con una lata de atún al natural y una cucharada de vinagre y aceite.

Día 3

Desayuno:

Café con leche desnatada o yogur desnatado + una tostada de pan integral con mermelada baja en azúcar o queso fresco o fiambre de pavo + un zumo de naranja.

A media mañana:

Una rodaja de piña natural o en su jugo.

Comida:

Tres o cuatro rodajas de piña natural o en su jugo + dos pechugas de pollo o filete de ternera (máximo 200gr) cocinados a la plancha con una cucharada de aceite de oliva, con un poco de sal y pimienta.

Merienda:

Dos rodajas de piña natural o en su jugo + yogur desnatado con fibra.

Cena:

Dos o tres rodajas de piña natural o en su jugo + huevo duro (dos claras y una yema) o en tortilla.