LIFESTYLE D. Hoy
  • 6 ‘tips’ para combatir la astenia primaveral

6 ‘tips’ para combatir la astenia primaveral

Consejos fáciles de seguir para evitar que la astenia primaveral te estropee el mes

Cuando llega la primavera los días se hacen más largos, el calor viene para quedarse y las alergias se multiplica. Los síntomas de astenia primaveral tienen relación con la adaptación del reloj biológico a los cambios de temperatura. Es completamente normal sentirse más cansado o apático cuando entra la primavera porque nuestro cuerpo está intentando acostumbrarse a esta nueva situación. Si quieres evitar la astenia primaveral, sigue estos 6 sencillos consejos que te harán sentir como nuevo.

Buena alimentación

Evitar las grasas saturadas que lleva la bollería industrial y reducir las raciones de carne que ingerimos. Lo más adecuado es comer mucha fruta, verdura, legumbres y cereales. Además, es importante controlar el consumo de fritos y dietas que incluyan mucho aceite.

Recomendaciones para luchar contra la astenia primaveral

Bebe mucha agua

La hidratación es muy importante durante todo el año, pero en primavera es más normal deshidratarse debido a las subidas de temperatura y por eso hay que beber más agua de lo normal. Deshidratarse causa problemas de concentración y aumenta el cansancio.

Recomendaciones para luchar contra la astenia primaveral

Cena dos horas antes de irte a dormir

La digestión es algo a lo que no se le debe quitar importancia. Irse a dormir justo después de haber comido es un error garrafal por el hecho de que al dormir se reducen las funciones vitales así que la digestión es más lenta y pesada. Esto puede provocar ardor de estómago y problemas para conciliar el sueño.

Recomendaciones para luchar contra la astenia primaveral

Evita la cafeína

Aunque con la astenia primaveral es muy frecuente sentirse cansado hemos de reducir el consumo de cafeína, ya que altera los nervios y provoca ansiedad haciéndonos más irritables.

Recomendaciones para luchar contra la astenia primaveral

Mantén una rutina ordenada

Lo mejor para equilibrar nuestro cuerpo es equilibrar primero nuestra vida. Mantener unos horarios fijos de comidas, irse a dormir siempre a la misma hora y mantener una rutina al menos entre semana. Te sentirás mucho mejor.