• Amancio Ortega, una fundación más allá de la moda

Amancio Ortega, una fundación más allá de la moda

En plena polémica entre las críticas y el apoyo, explicamos el trabajo que hace la fundación que lleva el nombre del empresario

A veces en España siempre vamos un paso atrás que el resto del mundo, y la polémica entorno a las donaciones de Amancio Ortega es otro claro ejemplo de ello. En el resto de Europa y América es algo normal que las empresas más importantes tengan fundaciones y proyectos solidarios, pero ya sabemos que aquí en España lo de criticar es otro deporte patrio. Pero, ¿los que critican de verdad conocen el trabajo que hace la Fundación Amancio Ortega? o ¿conocen a todas las empresas que también hacen proyectos sociales? Pero no, Unidas Podemos solo ha centrado su guerra particular en el fundador de Inditex.

¿Qué trabajo hay detrás de la Fundación Amancio Ortega?

Amancio Ortega es el hombre más rico de España y el sexto del mundo según la lista anual que publica la revista Forbes. Su fortuna se calcula en 50.400 millones de euros, una cantidad con la que la mayoría de las personas serían incapaces de calcular qué hacer.

Un hombre discreto, con su empresa y con su faceta solidaria, la que precisamente ha querido desarrollar con la mínima publicidad posible. Una faceta que empezó modestamente pero que dio un salto cualitativo en 2001, precisamente coincidiendo con la salida a Bolsa de Inditex y es en ese momento cuando dota con 60 millones de euros a la Fundación.

Hay varios focos en los que se centra su labor social. El hilo conductor es favorecer la igualdad de oportunidades, a través de la educación y la asistencia social. Unas actividades que Ortega lleva a cabo con la discreción que le caracteriza, sin convocar ruedas de prensa ni lanzar comunicados a los medios. Desde su apoyo a la oncología pública, a construcción de edificios sociales como un complejo gerontológico, una escuela infantil, y un albergue o 600 becas para que alumnos de 4º de la ESO de centros educativos de toda España.

Otras empresas con proyectos sociales

Se critica mucho a Amancio Ortega y su fundación, pero por ejemplo en 2016, El Corte Inglés realizó más de 3.800 acciones, de las cuales 1.600 fueron de tipo social. Otra de las grandes empresas españolas, Mercadona, a través de su plan de acción social ha apoyado a diversas instituciones y ha donado 6.500 toneladas de alimentos.

En Iberdrola destaca el programa Juntos contra el Cáncer, mediante el que ofrece a sus clientes la posibilidad de colaborar con la AECC a través de su factura y se compromete a aportar la misma cantidad que elija el cliente.

Iberia, intenta cumplir los deseos de niños con enfermedades graves con la organización Make a Wish. La infancia y el territorio son sus máximas. Por la salud, nutrición y seguridad de los niños trabaja con ONGs como Save The Children y hospitales como el Sant Joan de Déu de Barcelona. También brindan ayuda a colectivos necesitados en territorios estratégicos para la compañía, fomentando el compromiso de nuestros colaboradores internos y externos: Nutrición Sin Fronteras, Banco de Alimentos y las Asociación Española Contra el Cáncer, entre otros.