• Sexo: 7 razones por las que el sol afecta a la vida sexual

Sexo: 7 razones por las que el sol afecta a la vida sexual

Con la llegada del calor, los efectos del sol cada vez más potentes hacen que afecten a nuestra vida sexual. ¿Pero de qué manera?

¡Sí, habéis leido bien! Nosotros tampoco teníamos ni idea. Desde hace unos años las temperaturas en primavera, y sobre todo en verano, están registrando récords históricos. O, lo que es lo mismo, cada vez hace más calor en nuestro planeta. Por eso, desde Boston Medical Group, empresa líder mundial en salud sexual masculina, explica cómo afecta el sol en el deseo sexual de los españoles. ¡La primavera la sangre altera!

Más bares con terrazas, la apertura de piscinas o las playas más masificadas son claros síntomas de que el buen tiempo ha llegado y, por lo tanto, el sol ‘pega’ con más fuerza y durante más horas.

Obviamente, esto repercute en el cuerpo humano. Una recomendable exposición a los rayos ultravioletas previene la osteoporosis, mejora de forma significativa al acné, a la psoriasis o al vitíligo, aumenta el número de glóbulos rojos y su capacidad para el transporte del oxígeno a todas las células del organismo o reduce la tensión arterial.

Todo estos condicionantes terminan repercutiendo positivamente también en el ámbito más íntimo. La empresa líder mundial en salud sexual masculina Boston Médical Group explica cómo afecta al cuerpo a la hora de practicar sexo:

1. Testosterona: Los rayos del sol son capaces de generar el 90% de la vitamina D. Según un estudio de la Universidad Médica de Graz (Austria), los hombres que tienen cantidades suficientes de esta vitamina presentan un mayor nivel de testosterona, la hormona sexual masculina, que incrementa la libido y el deseo sexual, al tiempo que aumenta la calidad y movilidad de los espermatozoides.

2. Fantasías sexuales: La presencia del sol evidencia que las temperaturas suben. Para hacer frente a la situación, las personas suelen darse un chapuzón. Es precisamente ahí, hacerlo en el agua, una de las fantasías sexuales más frecuentes de los españoles, ya sea en la playa, la piscina o una alberca.

3. Distintos escenarios: El buen tiempo abre un abanico de posibilidades para romper con la monotonía sexual y buscar nuevos lugares para la satisfacción sexual... siempre y cuando no se altere el orden público.

4. Encuentros sociales: Que el día tenga más horas de sol invita a los hombres a salir más de casa y, de este modo, tener planes alternativos con su pareja o para que los solteros conozcan nuevas personas interesantes.

5. Estado de ánimo: Salir a la calle y ver un día soleado anima prácticamente a cualquiera. Tener buen humor aumenta la autoestima, por lo que uno se ve más seguro para practicar sexo, cerrando un ciclo positivo, ya que una vida sexual activa también desemboca en un mejor estado de ánimo.

6. Comidas refrescantes: El sol también afecta a la alimentación. En ocasiones, a medida que suben las temperaturas el organismo necesita hidratarse, con productos como la sandía, que mejora la circulación sanguínea y, por lo tanto, aumenta la excitación; o el agua de coco, que contiene sodio, potasio y magnesio, elementos que ayudan a mejorar la erección del hombre.

7. Conciliación del sueño: La luz del sol afecta a la producción de la melatonina, una hormona entre cuyas funciones está la de inducir el sueño al caer la noche. Esto tiene una lectura optimista, ya que permite al hombre estar más descansado y, por lo tanto, poder disfrutar mejor del sexo.

Evidencia los problemas sexuales

Sin embargo, el hecho de que con el sol se tienda a practicar más sexo pone también sobre la mesa un problema que los meses más frioleros han tapado: las disfunciones sexuales. Los hombres se pueden topar con trastornos como la Disfunción Eréctil o la Eyaculación Precoz, lo que puede desencadenar en discusiones con la pareja y en un trauma psicológico que daña a la autoestima varonil y, en consecuencia, a la calidad de vida.

Según el doctor Benítez, director médico de Boston Medical Group, “si ocurre esto lo fundamental es buscar la solución para recuperar la satisfacción sexual y disfrutar de las ventajas que nos ofrece el sol. Actualmente existen diversas opciones de tratamiento cuyo objetivo principal es que los pacientes y sus parejas sean más felices”.