• Carmen Lomana con Marta Hazas durante el rodaje de «Las Rubias»
    Carmen Lomana con Marta Hazas durante el rodaje de «Las Rubias»

Desagravio a España, por Carmen Lomana

El domingo iremos a la manifestación personas de muy diferente forma de pensar, pero unidos por la dignidad y defensa de España

Por fin todos la partidos se ponen de acuerdo para movilizar a los españoles contra tanta tropelía que está sufriendo nuestra patria en manos de un lamentable ególatra traidor que se llama Pedro Sánchez, entregado a los enemigos de España por mantenerse caiga quien caiga en su poltrona. El domingo iremos a la manifestación personas de muy diferente forma de pensar, pero unidos por la dignidad y defensa de España. Es impresionante ver y escuchar a Alfonso Guerra, que durante los años que duró su vicepresidencia en el gobierno de Felipe González era un poco la «bestia negra» contra los valores de la derecha, la pesadilla de la oposición, aparte de haberse visto involucrado en numerosas corruptelas familiares de la mano de su hermano en la Delegación de Sevilla. Yo tenía cierta prevención y antipatía hacia el personaje que desapareció escuchando sus palabras el miércoles en la presentación de su libro en el Congreso de los Diputados, llamando «salteadores» a los que quieren cargarse la Constitución, suscribo cada una de sus palabras. A Felipe González le tocó el turno el jueves alertando sobre la gravedad del momento y la irresponsabilidad de Sánchez. Habló de la «degradación de las instituciones», de esta forma ha ido tomando cuerpo la gran manifestación el domingo a las 12 de la mañana en la plaza de Colón contra la traición.

Ante la indignidad que nos rodea vienen a mi cabeza grandes nombres. El día 3 de febrero se celebraban los 330 años del nacimiento de Blas de Lezo, el marino almirante de la Armada más valiente y mejor estratega de nuestra historia. Le llamaban «El medio hombre» por la cantidad de heridas de guerra: perdió la pierna y un ojo en dos batallas y un brazo en el sitio de Barcelona durante la guerra de Sucesión española. Él se colocó al lado de los Borbones, motivo por el cual le odian los nacionalistas. Este hombre nacido en Pasajes (Guipúzcoa) era listo como nadie y un gran estratega después de luchar en mil batallas defendiendo nuestra flota, y aguantó el sitio de Cartagena de Indias contra el almirante Vernon. Solo con 6 barcos y 2.500 hombres consiguió vencer a la inmensa flota inglesa con 186 buques y 30.000 hombres. Este «pro hombre», que tiene desde hace unos años una estatua en la plaza de Colón, también ha recibido la ignorancia del Ayuntamiento de Barcelona, que ha tenido la desfachatez de pedir a Madrid que se retire la estatua, petición que ha sido denegada. Espero que algún día se haga justicia a Blas de Lezo y Olavarrieta con un gran homenaje a este almirante de la Armada Española. Me encantaría que se pusiera de moda el cine épico y podamos contemplar las vidas de los grandes hombres que defendieron y llenaron de orgullo a España. Unas series con este contenido creo que serían muy beneficiosas para la formación de las personas jóvenes.

Hace unas semanas paseé y contemplé las hermosas salas y colecciones de arte del museo Lázaro Galdiano –donde hay caprichos de Goya, retratos de Velázquez, Juan Carreño, Zurbarán, Madrazo–, ubicado en un maravilloso palacio en la calle Serrano con María de Molina. Lázaro Galdiano, al fallecer, cedió todos sus bienes al Estado. Yo me preguntaba: ¿Dónde están ahora esos intelectuales como Unamuno, Baroja, Azorín, o Valle-Inclán con su profunda critica y dolor de la situación de España? Ahora estamos rodeados de mediocridad, incultura y falta de educación de las personas que llevan las riendas del Estado y no son capaces ni de escribir su propia tesis doctoral. Por ese motivo el domingo iré para apoyar una manifestación que nos une a todos los españoles en la defensa, dignidad y amor a nuestra patria, España.