• Los niños participan en los puestos del Mercadillo de Aladina
    Los niños participan en los puestos del Mercadillo de Aladina

El Mercadillo de Aladina, un gol contra el cáncer infantil

La fundación capitaneada por Paco Arango celebra este fin de semana su rastrillo solidario, que contará con Aneta Mijatovic como madrina

Este fin de semana se abre en Madrid el Mercadillo de la Fundación Aladina en el Palacio Neptuno. Es el momento de hacer las compras navideñas, de tomarse un vermú, de pedirle a Rappel que te mire el futuro en las cartas con un fondo solidario... O de disfrutar con la decoración del Puesto de los Periodistas, que ha sido diseñada por Aneta Mijatovic. El que confunda esto con caridad o deseos de notoriedad se equivoca. Es solo una muestra de la implicación de la sociedad civil por paliar las carencias del sistema público. Por ejemplo, en Valencia se construyó el Hospital de La Fe. Sin embargo, alguien obvió que las habitaciones de la unidad infantil de oncología, donde están los niños recién trasplantados de médula, tuvieran comunicación con el exterior.

Oncología infantil

Esta carencia llegó a oídos de la Fundación Aladina y se movilizaron hasta conseguirles unos monitores. Pero si hay una labor reconocida y reconocible de Ala-
dina es la del hospital Niño Jesús de Madrid. Allí han rehabilitado toda la zona de oncología infantil y, conscientes de las limitaciones que existen para las patologías que sufren los chavales, se las ingenian para que año tras añopuedan disfrutar, por ejemplo, de un verano a tope a través de campamentos en Inglaterra.

Con el fin de conseguir fondos con los que costear todos estos proyectos nace el Mercadillo, que ya acumula una década a sus espaldas. Este sábado y el domingo en el Palacio Neptuno de la calle Cervantes, entre las 11 de la mañana y las 10 de la noche, abre sus puertas. Muchas personas que ya lo conocen de otros años saben que es el momento ideal para comprar los regalos y dulces de Navidad porque la mayor parte de los puestos son donaciones altruistas de grandes marcas y algunos, como el puesto de los periodistas, con el que colabora LA RAZÓN, tiene el encanto de ser como una cabaña muy navideña con un salón donde recibe Rappel para leer el futuro de todo aquel que lo desee o también donde comprar las corbatas donadas (y algunas firmadas) por Federico Jiménez Losantos.

Además, es la primera vez que el mundo del fútbol se implica de una manera tan directa. Este año la decoradora Aneta Mijatovic es quien ha diseñado dicha cabaña: «Es como una casita. El mobiliario nos lo ha cedido de manera altruista la empresa valenciana Contradictions, del grupo Skyline. Mi marido Pedja y yo hemos comprado la decoración. Estoy nerviosa porque se vea el resultado, me hace muca ilusión. Gracias a Dios he podido colaborar este año con la Fundación Aladina. Tengo tres hijas y me han pedido implicarse, además de todas mis amigas. Estaremos ayudando».

Fundación Aladina es como una cadena, el que viene y la conoce se queda. Por ejemplo, hace un par de años, Juan Peña acudió para animar con su música el Puesto de los Periodistas y desde entonces es un colaborador fijo, que se ha quedado como uno más, así que el domingo habrá flamenquito del bueno, con el jerezano. Otro motivo más que suficiente para pasarse este fin de semana por el Palacio Neptuno a dar una vuelta y si es con la familia, mucho mejor porque, además de comprar, se puede merendar, participar en los talleres o simplemente conocer de cerca una realidad que todos tenemos muy presente, ya que muchos padres e incluso, los niños afectados por el cáncer están allí ayudando como tenderos. Para meterle un gol a la enfermedad.