Actualidad

8 alimentos imprescindibles para este otoño

Las legumbres, los frutos secos o las setas son algunos de los alimentos del otoño.

Las legumbres, los frutos secos o las setas son algunos de los alimentos del otoño.

Publicidad

Inaugurar temporada significa un cambio de clima, de costumbres y también de alimentación. Llega el otoño y con él nuevos sabores que añadir a los platos para hacerlos más apetitosos y, especialmente, más sanos. Las legumbres, los frutos secos o las setas son algunos de los alimentos más demandados durante esta época del año. El restaurante Bodega de los Secretos explica ahora qué 8 alimentos no deben faltar en tu despensa este otoño. ¡No te lo pierdas!

1. Setas y champiñones: Destacan, sobre todo, por su alto contenido en proteínas de valor biológico, aunque también son ricos en hierro, fósforo y potasio, minerales vitales para que el organismo trabaje adecuadamente.

2. Espárragos trigueros: Es el alimento más diurético de la dieta mediterránea. Recomendables para personas que sufren de retención de líquidos o enfermedades del riñón. Con ellos se pueden hacer multitud de combinaciones, desde revueltos o arroces, hasta servirlos como acompañamiento de carnes y pescados.

Publicidad

3.Pescados azules (salmón, sardinas, atún...): Dependiendo del pescado que sea, su contenido en minerales puede llegar a ser 25 veces mayor que el de cualquier otro alimento de origen animal. Al ser ricos en Omega 3, son recomendables para mantener los huesos fuertes y, además, contienen multitud de antioxidantes y vitamina B y C, buenas para el sistema nervioso.

4. Calabacín y calabaza: Su alto contenido en agua y su bajo aporte, tanto de calorías, como de hidratos de carbono, los hace perfectos como acompañante en cualquier plato.

Publicidad

5. Legumbres (lentejas, garbanzos, guisantes, habitas...): Temidas bajo el mito de ser el alimento que más engorda, son la base de la cocina mediterránea y contienen vitaminas, magnesio y soja.

6. Coles de Bruselas: Ricas en vitaminas, minerales y fibra, son muy recomendables para bajar el colesterol, tratar la diabetes y controlar la tensión.

7. Lechuga, escarola: La ensalada es el plato más recurrido cuando estamos faltos de ganas, pero lo cierto es que la lechuga es rica en antioxidantes y el mejor alimento al que recurrir cuando se quiere perder peso, puesto que apenas tiene calorías.

8. Frutos secos (castañas, almendras, anacardos,...): No conviene abusar de ellos, ya que los frutos secos tienen un gran aporte calórico. Pero, sin duda, son algo que no debe faltar en cualquier dieta, por la cantidad de hierro, fósforo, vitaminas y nutrientes que aportan al organismo.