Adele vuelve con 68 kilos menos

Hace cuatro años que la cantante no saca un nuevo disco. Ahora se anuncia que lo hará en noviembre, con música fresca y un nuevo «look».

Una imagen de la cantante en 2012 y la otra en la actualidad
Una imagen de la cantante en 2012 y la otra en la actualidad

Hace cuatro años que la cantante no saca un nuevo disco. Ahora se anuncia que lo hará en noviembre, con música fresca y un nuevo «look».

La británica es la excepción a la regla entre las celebridades de hoy. Al contrario de Britney Spears, por ejemplo, que se hizo famosa más por su apariencia que por sus habilidades como cantante, Adele llegó a la cima impulsada solamente por su extraordinaria voz. Cuenta con trece premios Billboard, diez Grammys, cuatro galardones MTV, un Golden Globe y un Oscar por «Skyfall», la canción de la película de James Bond. Su último álbum vendió 31 millones de copias y aunque han pasado cuatro años desde entonces, sus admiradores siguen tan fieles como siempre. Al menos, eso parece por la emoción que ha causado la noticia de que, finalmente, Adele lanzará su más reciente álbum en noviembre de este año.

no como las modelos

Junto con nueva música, nueva imagen. La británica ha perdido 68 kilos en los últimos dos años y su próximo trabajo será la ocasión perfecta para mostrar su nueva figura. Adele siempre ha dicho que se encuentra contenta con su cuerpo: «Nunca he querido lucir como las modelos de las revistas. Yo represento a la mayoría de mujeres y me siento muy orgullosa de eso», aseguró a la revista «People». Aquel desafortunado comentario de Karl Lagerfeld –que dijo que estaba «un poco demasiado gorda»– produjo una tormenta de tal tamaño que el diseñador de Chanel tuvo que retractarse. La cantante, sin embargo, parecía no darse por aludida. En una entrevista en el programa «60 Minutes» aseguró que no le preocupaban ni su peso ni los comentarios de otros al respecto: «No quiero ser una flaca con los pechos al aire, ni que la gente se confunda con respecto a quién soy». Pero su peso había seguido aumentado y su estilo de vida no era el más saludable: fumaba constantemente y era sedentaria. Ahora, la diva se ha dedicado a hacer pilates, ha dejado la carne, el cigarrillo y las gaseosas, y asegura que el cambio es notable: «Comencé a sentirme mejor, tanto física como anímicamente». Pero también dejó claro que su deseo no era encajar en los estándares de la industria: «Si decidí cambiar mi cuerpo fue estrictamente por salud». También contó a «People» que en el proceso la acompañó su novio, Simon Konecki: «Perdimos kilos juntos y eso fue beneficioso. Transitar ese camino con alguien lo hizo más fácil».

Angelo, su hijo con Konecki, sería una de las razones por las que retrasó su nuevo disco. El año pasado se dijo que para diciembre ya estaría a la venta, pero luego su productora rechazó la falsa noticia. Ahora, «Billboard» asegura que noviembre será el mes elegido. No se sabe mucho sobre las sorpresas que puede traer este álbum, excepto que se llamará «25» –siguiendo la costumbre de sus trabajos anteriores: «19» y «21»– y que en los últimos meses Adele ha colaborado con otros artistas como Pharrel Williams y Ryan Tedder, del grupo OneRepublic, que ya trabajó con ella en su sonadísima canción «Rumour Has It». En una entrevista, Pharrel dijo que grabar con ella era maravilloso porque «es una escritora magistral». Si Adele sorprende con todo el talento y la calidad a los que tiene acostumbrado a su público, sin duda volverá a reinar en la próxima temporada de premios musicales.