Duquesa de Suárez, de aristócrata a «celebrity»

Alejandra Romero acudió a un desfile en su estreno social tras heredar el título nobiliario de su abuelo fallecido, Adolfo Suárez.

Parece que el ducado de Suárez ya tiene «heredera social». Alejandra Suárez, que sucedía el título nobiliario de duquesa el pasado diciembre, acudió al «front row» de la firma española Jorge Acuña en los «fashion shows» que son la antesala de la Semana de la Moda madrileña. La desconocida joven de sólo 24 años acumula un currículo brillante: doble titulación universitaria, habla francés e inglés, es abogada inmobiliaria y tiene una vida que destaca por su ausencia ante la Prensa y una privacidad máxima. A este expediente se le debe sumar una relación estable desde hace casi cuatro años con un compañero de la universidad.

Entre sus acompañantes en la primera fila del «show» se encontraban la periodista Mamen Sánchez y la nuera de Ana Botella, Mónica Abascal, que asistía junto a su suegra, la alcaldesa de Madrid –que acudió en el último momento–. Un círculo vip que no le resulta ajeno a la discreta joven, que estudió Derecho y Empresariales en Icade, una de las facultades más elitistas y caras de la capital. A pesar del revuelo, Alejandra fue en calidad de amiga del diseñador promesa sin intentar acaparar todos los «flashes» y levantar el alboroto de medios que creó su presencia –y que ni ella misma se esperaba, pillándola totalmente por sorpresa–. Desde su círculo señalan que la nieta del político no tiene intención alguna de frecuentar eventos sociales y crear de su figura una «it girl» política, carrera de la cual se aleja por completo por falta de vocación. Suárez fue testigo de una colección femenina y elegante que realza la figura de la mujer. ¿Será a partir de ahora una asidua al mundo de la moda? Tras el espectáculo no quiso decir palabra alguna ante las cámaras, pero sí posó con gesto tímido y de novata en el negocio de las «celebrities».

Aunque el proceso hasta que Alejandra ha heredado el título no ha sido fácil. Tras el fallecimiento de su madre, Mariam Suárez Illana, principal sucesora del linaje de su padre, se convertía en el centro de todas las miradas. Polémica que no calmaba el hecho de que su tío, Adolfo Suárez Illana, reclamase el título al Rey Don Juan Carlos en el 2009. Éste finalmente no se le fue concedido gracias a la Ley de Sucesión que alteró el nacimiento de la Princesa Leonor. Lo que ha provocado rumores sobre posibles redencillas familiares que son negadas en todo momento por el clan.