• 1

El esperado “sí, quiero “ de Eugenia de York y Jack Brooksbank

El tiempo no acompañó a los más de 800 invitados y a los propios novios, pero fue una boda espectacular

  • La princesa Eugenia y su marido Jack Brooksbank abandonan la capilla de San Jorge en Windsor tras su enlace. EFE/ Neil Hall
    La princesa Eugenia y su marido Jack Brooksbank abandonan la capilla de San Jorge en Windsor tras su enlace. EFE/ Neil Hall

Tiempo de lectura 4 min.

12 de octubre de 2018. 20:40h

Comentada
Sheila González Oliva.  12/10/2018

Unos minutos antes de la media mañana apareció un emocionado novio, Jack Brooksbank. Seguidamente lo hizo la princesa Beatriz, hermana de la novia junto a su dama de honor, y la madre, Sarah Ferguson. Tras ellas entraron las damas y los pajes acompañados de Lady Louise Mountbatten-Windsor, la primera hija del príncipe Eduardo. Una vez que fueron entrando los invitados estaba todo listo para que la princesa Eugenia de York hiciera la esperada entrada por la escalinata de la Capilla de St George den el castillo Windsor, vestida del diseñador Peter Pilotto, acompañada de su padre el Duque de York. Uno de los detalles que más llamó la atención fue la ausencia del clásico velo en el «look» nupcial de la novia. Lució una diadema Margaret Greville’s Emerald Tiara, prestada por su abuela la Reina Isabel II.

Llegaron en un Rolls Royce Phantom VI de 1977 y con un viento que dificultó la subida por las escaleras de la novia y que causó estragos levantando las faldas de alguna de las invitadas. La aparición de la novia hizo que todos los invitados se pusieran en pie para recibirla, bajo miradas complices. Eugenia de York no dejó de sonreír en todo el paseillo hacia el altar, donde le esperaba su futuro marido. En esos instantes sonaba Pièce d’Orgue de Johann Sebastian Bach, interpretado por Peter Roper-Curzon, primo de Sarah Ferguson.

El momento más tierno de la boda de la princesa Eugenia y Jack Brooksbank

La ceremonia

Cerca de la media mañana, sobre las 12:10 ya se pronunciaron los votos por parte de los novios e instantes después iba la entrega de los anillos. El de la princesa Eugenia de York tuvo un pequeño susto al no entrar directamente, algo que ha quedado en una simple anécdota. Una vez hecha la entrega de anillos y el fin de la misa, Eugenia de York y Jack Brooksbank se convirtieron en marido y mujer, en un clima de lo más romántico, gracias a la interpretación de Andrea Bocelli que emocionó a todos los asistentes, cuando cantó el «Ave María»

Los invitados

A las 10:00 horas fue cuando comenzó el desfile de los primeros invitados a una de las bodas más esperadas del año. Por desgracia, no todos los invitados tuvieron el privilegio de poder ver la boda “in situ”, en el interior de la capilla Capilla de St George en el castillo de Windsor, pero si pudieron verla lo más cerca posible.

A la gran celebración no faltaron celebridades de la talla de Naomi Campbell y Kate Moss, que fueron de las primeras en aparecer. Tampoco se perdieron el enlace las hermanas Delevingne, Robbie Williams, Ricky Martin, Holly Branson y Liv Tyler, entre otros. Eso sí, las ráfagas de viento dificultaron la entrada de los invitados a la capilla, incluída la de los propios novios. Los que aparecieron con cuentagotas fueron los miembros de la familia real británica. Eduardo y Sofía de Wessex han entrado acompañados de su hijo pequeño, Jacobo. Después, Autumn Kelly,

Zara Phillips, Peter Philips y Mike Tindall. Y más tarde, aparecieron los duques de Sussex y los duques de Cambridge.

Algún que otro susto si que hubo, como el tropiezo de el príncipe Jorge, Louis de Givenchy y la desafortunada ráfaga de viento justo cuando hizo su aparición la hija del príncipe Eduardo, que levantó su vestido. Una de las ausencias más llamativas y que denota la escasa relación fue la de Camila Parker, que por compromisos profesionales no pudo acudir al enlace. Si estuvo el príncipe Carlos, como también (aunque no estaba confirmado) el duque de Edinburgo, quien a sus 97 años demostró estar en un gran estado físico, pues ni siquiera se ayudó de un bastón para caminar en toda la jornada.

Historia de amor

La historia de amor de Eugenia de York y Jack Brooksbank no empezó con buen pie. A pesar de que fue «amor a primera vista», según ha declarado el novio, la relación comenzó con polémica al conocerse que el empresario trabajaba como camarero en los locales más selectos de Londres. A pesar de que ambos estudiaban en diferentes ciudades no fue un impedimento para que su amor fuera creciendo, y así lo han demostrado hoy dándose el «sí, quiero».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs