El futuro incierto de Cristiano

Su nominación al Balón de Oro se ve empañada por la supuesta violación a una joven, a la que habría pagado por su silencio; ahora EE UU podría pedir su extradición

  • Anteayer se filtró el contrato por el que el astro habría pagado 325.000 euros a su denunciante a cambio de su silencio / Ap
    Anteayer se filtró el contrato por el que el astro habría pagado 325.000 euros a su denunciante a cambio de su silencio / Ap

Tiempo de lectura 2 min.

08 de octubre de 2018. 23:52h

Comentada
Rubén Villalba 8/10/2018

La nominación ayer de Cristiano Ronaldo al Balón de Oro no impidió que el portugués siguiera siendo noticia por Kathryn Mayorga, la estadounidense que lo ha denunciado por violarla presuntamente en un hotel de Las Vegas en 2009. El futbolista mantiene su inocencia. Sin embargo, su versión se recrudece después de que anteayer el diario «Der Spiegel» filtrara un supuesto contrato que el luso firmó en 2010 con Mayorga para que no contase nada. En el documento, donde es referido con pseudónimo, reconoce que ejerció fuerza contra la joven y, lo que es más grave, confirma que mantuvieron una relación sin protección, pues, además de 325.000 euros por su silencio, se compromete a facilitarle una prueba de VIH.

Indemnización de un millón

Ronaldo, por el momento, guarda silencio y, de confirmarse que pagó a la chica para que no lo denunciara, estaría admitiendo la violación, lo que llevaría al tribunal de Nevada encargado del caso a atribuirle cargos penales. En última instancia, el juez podría pedir su extradición, algo que no descarta el abogado Fernando Osuna: «No es un delito político y, si está contemplado en los códigos penales de Nevada e Italia, donde actualmente reside el astro, podría ser juzgado e incluso cumplir la pena en EE UU», explica a LA RAZÓN. «Si se niega, se emitiría una orden internacional de detención a la Interpol». Otras fuentes jurídicas matizan a este diario que, en caso de solicitarse la extradición, Italia debería devolverlo a Portugal, que, en virtud de su legislación, no lo extraditaría y, de tener que declarar, lo haría por videoconferencia». Sobre el supuesto contrato, Osuna advierte de que «en materia penal no caben acuerdos, el delito siempre está por encima de cualquier voluntad de las partes». Además, «si se demuestra que Cristiano también coaccionó a la joven para que firmase, podría sumársele otro delito». Esta sería la estrategia de Mayorga, demostrar que fue presionada para plasmar su firma y que así el contrato quede anulado.

Su abogada asegura contar con testigos de la noche de la supuesta violación, aunque la ley de Nevada no los admitiría por haber pasado casi diez años de los hechos. Tal coyuntura ha llevado a la denunciante no solo a solicitar que el FBI se involucre en la investigación, sino también una indemnización de un millón de euros al luso. Osuna prevé que antes de finales de año se dicte una primera sentencia.

Últimas noticias