«El museo de Rocío Jurado nunca abrirá sus puertas»

En el 12 aniversario de la muerte de la artista, sus familiares ya no confían en que Rocío Carrasco dé el visto bueno para que el proyecto eche a andar

Ortega Cano en el 12 aniversario de la muerte de Rocío Jurado / Gtres
Ortega Cano en el 12 aniversario de la muerte de Rocío Jurado / Gtres

En el 12 aniversario de la muerte de la artista, sus familiares ya no confían en que Rocío Carrasco dé el visto bueno para que el proyecto eche a andar.

El 1 de junio siempre será una fecha especial para la familia Mohedano y la de su viudo, José Ortega Cano, que tal día cada año acuden a rendirle su particular homenaje a Rocío Jurado en su tumba, en Chipiona. Hace doce años que «la más grande» se marchó de sus vidas y en esta ocasión acudieron el torero; su hija Gloria Camila, acompañada de su novio; Gloria Mohedano, con su marido José Antonio, y la ex mujer de Amador, Rosa Benito. Faltó éste último, su hija Rosario, José Fernando, que sigue en tratamiento, y la más importante, Rocío Carrasco.

La ausencia de la hija mayor de la Jurado «ya es un clásico», en palabras de su hermana Gloria Camila, que no ve visos de reconciliación con ella. «Tampoco lo busco. Estoy con los que he estado siempre y con los que me quieren de verdad. No noto su ausencia». A estas alturas, más le duele a la familia que el museo de Rocío Jurado no tenga fecha aún, un proyecto que surgió en 2006, el año de su muerte, y que el Ayuntamiento llegó a anunciar su apertura en 2011. «Del museo ahora mismo no se puede decir nada oficialmente. Le he dado muchas vueltas y, después de tantas excusas absurdas, he llegado a la conclusión, aunque me gustaría equivocarme, de que ni se ha abierto ni se abrirá nunca», afirmó José Antonio, marido de Gloria. El pasado febrero, el Ayuntamiento convocó una conferencia de prensa en la que la alcaldesa, Isabel Jurado, aclaró que las irregularidades del anterior Gobierno en la construcción del Palacio de Ferias y Exposiciones, donde está previsto que se ubique el museo, no impedían la apertura del mismo y así se lo habían hecho saber a ella por escrito, instandole a que diera el visto bueno definitivo.

Grandes ausencias

En cuanto al resto de ausencias, Ortega Cano justificó la de Amador por «gripe». Sin embargo, su ex mujer, Rosa Benito, fue menos sensata y arguyó que no había ido «para dejar que venga yo. Él sabe que para mí es muy importante este día y este momento». Con respecto a José Fernando, los permisos del centro en el que está ingresado son contados ya todos les pareció bien que lo ocupara en el bautizo de su hija. Al bautismo, que está previsto que se celebre en Arcos en poco más de diez días, acudirá Gloria Camila, pese a los desencuentros con la madre de la niña, María del Rocío, de casi un año: «Voy porque es mi sobrina, la hija de mi hermano y del resto de problemas con Michu me mantengo al margen». Sí le mostró todo su apoyo a Antonio David Flores, padre de su sobrina Rocío, inmerso en problemas judiciales con su ex mujer, Rocío Carrasco.