Teatro

El nuevo reto de Lorenzo Caprile

El diseñador, que repite como jurado de «Maestros de la costura», es el encargado del vestuario de «El médico», el musical basado en el «bestseller» de Noah Gordon.

El vestuario de la obra, que se estrena en el teatro Nuevo Apolo de Madrid el día 17, está ambientado en la Inglaterra medieval
El vestuario de la obra, que se estrena en el teatro Nuevo Apolo de Madrid el día 17, está ambientado en la Inglaterra medieval

El diseñador, que repite como jurado de «Maestros de la costura», es el encargado del vestuario de «El médico», el musical basado en el «bestseller» de Noah Gordon.

Es la primera vez que me enfrento a un musical en el que los actores no solo tienen que actuar, sino también bailar y, sobre todo, tienen que cantar, y ese es quizá el reto más importante y la aventura que me ha animado a aceptar este proyecto». Así define este nuevo desafío Lorenzo Caprile, el encargado de dar forma al vestuario del musical «El médico», basado en el «bestseller» de Noah Gordon. Ya en 2013 se hizo una adaptación al cine y fue un éxito, superando más de 500.000 espectadores en España. El teatro Nuevo Apolo de Madrid acogerá la obra a partir del día 17, aunque desde el pasado viernes se han ido realizando pases previos. Creado por Iván Macías y dirigido por José Luis Sixto, ha querido contar con el talentoso diseñador para recrear la vestimenta de la Inglaterra medieval, época en la que está ambientada la obra. La historia narra la vida de un joven, Rob J., que tras quedarse huérfano descubre un don: descubrir cuándo acecha la muerte con tan solo tocar a la persona.

Adaptar al milímetro

Caprile, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, considera este nuevo proyecto «un gran reto porque se trata de un estreno mundial». Ha puesto todo su cariño y dedicación en la confección de cada prenda. La realización del vestuario ha tenido su grado de complejidad, ya que ha debido jugar con la escenografía, las luces y adaptar al milímetro cada vestimenta para que, además de crear la pieza adecuada, sea cómoda y funcional para los intérpretes. Asimismo, reconoce que «tiene de bueno que no hay comparaciones; y de malo, que es como tirarte al abismo, no sabes muy bien dónde agarrarte».

El diseñador fue el pasado fin de semana muy alabado por el vestido que diseñó a Eugenia Martínez de Irujo para la boda de su sobrino, el duque de Huéscar, con Sofía Palazuelo. Ahora, se encuentra volcado en su próximo proyecto: repite como jurado en el «reality» de La 1 «Maestros de la costura». Pero antes nos emplaza al musical que llevará su sello: «Será sorprendente y único», adelanta.