• 1

Famosos que no pasarán el día del padre con sus hijos

  • La cara más dura del 19 de marzo es la de aquellos progenitores que no tienen apenas trato con sus vástagos o, incluso, se niegan a reconocerlos
    La cara más dura del 19 de marzo es la de aquellos progenitores que no tienen apenas trato con sus vástagos o, incluso, se niegan a reconocerlos

Tiempo de lectura 4 min.

18 de marzo de 2018. 08:29h

Comentada
17/3/2018

Cuando el lunes se celebre El Día del Padre no todo será alegría, regalos y fiestas paterno filiales. En el mundo de los famosos conocemos muchos casos de hijos que odian o no se hablan con sus progenitores. Sin ir más lejos, Julio Iglesias no mantiene la menor relación con su hijo Enrique y no quiere reconocer legalmente a Javier Santos, aunque la Justicia ha determinado, tras realizar unas pruebas de ADN, que les unen los genes.

Con Enrique está muy disgustado desde hace décadas, desde que se enteró de que iba a seguir sus pasos en el mundo de la música, y no dijo nada hasta que sacó su primer disco al mercado. Prácticamente, no hay una foto en la que aparezcan juntos en los últimos años. Y el veterano cantante aún no conoce a sus nietos, los mellizos de Enrique y su pareja, Anna Kournikova.

Un caso parecido es el que «enfrenta» a Manuel Díaz con su padre biológico, Manuel Benítez, y ni la mediación de Julio Benítez ha conseguido que su hermano y su padre se vean cara a cara. Díaz nos dijo la semana pasada que «el mejor regalo que me podrían hacer es que mi padre viniera a verme torear». Pero, a no ser que cambien las tornas, es improbable que cumpla ese sueño. Siguiendo en el mundo taurino, viene al recuerdo los desencuentros entre Jesulín de Ubrique y Umberto Janeiro. Fueron uña y carne pero acabaron totalmente distanciados, según dicen, por motivos económicos. La finca «Ambiciones» fue un remanso de paz familiar hasta la aparición de la actual esposa de Jesús, María José Campanario, de la que se rumorea que influyó mucho en su marido en el momento del cisma de los Janeiro.

Pepe Navarro y Alejandro, fruto de la relación del comunicador con la venezolana Ivonne Reyes, no se conocen, y el joven está a punto de cumplir la mayoría de edad. Navarro siempre se negó a reconocer a ese hijo como suyo y tuvo que ser la Justicia, por medio de las consabidas pruebas de ADN, la que demostrara lo contrario. Curiosamente, Alejandro sí que mantiene relación con uno de los hijos de Pepe.

«Único culpable»

Mónica Pont y su padre, Armando, se convirtieron en «enemigos íntimos» y se lanzaron todo tipo de acusaciones en programas televisivos. Ella lo acusa de «haber tenido muy buena relación con mi ex, Javier Sagrera, sabiendo todo el daño que me ha hecho». Armando llegó a reconocer que «el único culpable de la trayectoria de críticas que ha tenido Mónica, incluso de que perdiera la custodia de su hijo, he sido yo. Se viene diciendo hace tiempo que fui a testificar en contra de mi hija en el juicio de las cautelares de separación, antes de entrar la familia me dijo una serie de barbaridades que tenía que decir en el juicio, pero respondí que eso no lo diría. Entonces, ellos creyeron oportuno que no les interesaba como testigo y no quisieron que entrara». Su hija estaba presente en el plató y se puso a llorar a lágrima viva, echándole en cara que la hubiera humillado durante mucho tiempo y que se lleve tan bien con su ex marido. Por su parte, Alonso Caparrós y su padre, el veterano comunicador Andrés Caparrós, han protagonizado uno de los desencuentros más duros de los últimos años en la pequeña pantalla. El primero reconoció que «odio a mi padre, bueno, quizá sea más rabia. Ha estado más preocupado de su propia carrera profesional que de sus hijos...». Poco después, Andrés confesaba en exclusiva a LA RAZÓN que «Alonso nos está matando, está mal aconsejado por alguien de su entorno desde hace treinta años; es más, me llamó un día para que nos reconciliáramos en un plató, y fue una encerrona, me atacó ferozmente, no entiendo por qué se comporta así conmigo».

«La mala del cuento»

Asimismo, Diego Matamoros no asistió a la boda de su padre, Kiko, con Makoke. El primero considera a la esposa de aquél «la madrastra mala del cuento». Entre dimes y diretes se sucedieron los duros desencuentros públicos, aunque parece ser que las aguas podrían estar volviendo a su cauce después de que Diego convirtiera a Kiko en abuelo.

Por último, Manuel, el hijo que Chiquetete tuvo con su ex, Raquel Bollo, tampoco estará en casa de éste el Día del Padre. El cantante ni le espera ni está por la labor de aclarar antiguas rencillas familiares. El veinteañero siempre se puso del lado de su madre tras su ruptura con el artista.

Últimas noticias