Hannover-Osma: dos regias familias se unen en Perú

Aunque los de él sean más conocidos en España, los antepasados de Sassa, con la que Christian se casó ayer, han ostentado importantes cargos políticos, además de diversos títulos nobiliarios.

  • Los novios a la salida de la basílica de San Pedro.
    Los novios a la salida de la basílica de San Pedro.

Tiempo de lectura 4 min.

17 de marzo de 2018. 04:16h

Comentada
17/3/2018

ETIQUETAS

Alessandra de Osma y el príncipe Christian de Hannover se han casado uniendo a dos familias que, cada una en su ámbito, están en lo más alto de la sociedad peruana y europea. Pocos desconocen que Christian es hijo del polémico Ernesto Augusto –jefe de la Casa Real de Hannover– e hijastro de la princesa Carolina de Mónaco, segunda mujer de su padre. Los Osma han saltado a la palestra internacional por emparentar con la realeza desde el que, en tiempos, fuera el rico virreinato del Perú. El desconocimiento de algunos ha permitido que se hayan escrito algunas simplezas respecto a esta familia que a lo largo de los últimos siglos ha ocupado en el Perú altos puestos en la política, la diplomacia y las finanzas, amén de haber enlazado con linajes que ostentan diversos títulos nobiliarios españoles. Eso hace de los Osma una familia históricamente bastante más cercana a la realeza y al poder que las de otros consortes regios. La nueva princesa Alessandra de Hannover es bella, bien preparada y, como veremos, de conspicua ascendencia.

El primer Osma que llegó al Perú fue el oidor riojano Gaspar Antonio de Osma, de cuyo matrimonio con María Josefa Ramírez de Arellano y Baquíjano desciende Alessandra. Entre los vástagos de ese enlace se encuentran José Joaquín de Osma y Ramírez de Arellano, ministro plenipotenciario del Perú en Madrid y ministro de Relaciones Exteriores, casado con Ana de Zavala y de la Puente, marquesa de la Puente y Sotomayor; su hermano Juan Ignacio fue también diplomático, diputado, ministro del gobierno y alcalde de Lima; otro hermano, Javier, fue ministro de Guerra, senador y diputado; José Domingo fue conde de Vistaflorida, título que hoy lleva el anticuario español Guillermo de Osma Wakonigg; y otro Osma y Ramírez de Arellano, Mariano, es el antepasado directo de Alessandra. Contrajo matrimonio con Francisca Pardo y Lavalle, descendiente de los condes de Premio Real y hermana del presidente del Perú Manuel Pardo y Lavalle. Felipe de Osma y Pardo, hijo de Mariano y Francisca, fue ministro plenipotenciario del Perú en España y presidente del Tribunal Mayor de Cuentas. Su hijo Felipe de Osma Porras, nieto de Melitón Porras, alcalde de Lima, sería padre del notario Felipe de Osma Elias y abuelo del empresario Felipe de Osma Berckemeyer, padre de Alessandra. Zoila Berckemeyer Pérez-Hidalgo, abuela de Sassa, es hija de Oscar Berckemeyer Pazos, uno de los hombres más elegantes de la Lima de los cincuenta, famoso por haber invitado a pisco a su caballo Dárdanus en el entonces lujoso hotel Maury.

Patrimonio de la Humanidad

Alessandra no es la primera peruana que contrae matrimonio con un miembro del Gotha. Por ejemplo, ya en 1826 el limeño José Mariano de la Riva-Agüero, presidente del Perú, se casó con la princesa Carolina de Looz-Corswarem, yla princesa Hilda de Baviera lo hizo en 1949 con Juan Lockett de Loayza, al igual que el príncipe Francisco José de Prusia, nieto del emperador Guillermo II de Alemania, que se casó en terceras nupcias en 1959 con Eva María Herrera Valdeavellano. La princesa Isabel de Yugoslavia, madre de la actriz Catherine Oxenberg, casó con Manuel Ulloa Elías, presidente del Consejo de Ministros del Perú, cuya tercera esposa había sido Isabel Zorraquín, madre de Isabel Sartorius.

Por tanto, no es la primera vez que Lima ve una boda regia. En esta ocasión se ha elegido la basílica de San Pedro, una de las más hermosas de la ciudad, patrimonio de la Humanidad. Está cerca del palacio de los marqueses de Torre Tagle, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, de la Casa Aspíllaga, sede del Centro Cultural Inca Garcilaso de la Vega y de la Casa Goyeneche, que fue de los condes de la Vega del Ren y de la duquesa de Goyeneche. La novia lució un espectacular diseño de Jorge Vázquez y una tiara de diamantes que pertenece a la familia Hannover. El Club Nacional fue escenario del almuerzo posterior. Fundado en 1855, está considerado uno de los diez mejores clubes privados del mundo. Justamente hace poco cenaba yo allí con don Guillermo Oviedo Gambetta, sacerdote del Opus Dei que celebró la boda de los príncipes Christian y Sassa. El cóctel en la gran casa Berckemeyer, y, naturalmente, la fiesta de largo en el palacete de la Fundación Pedro y Angélica de Osma Gildemeister, sede de un magnífico museo de arte virreinal, donde vivieron los hermanos Osma, cerraron unas jornadas que, tras ocho años de noviazgo, han constituido un nuevo matrimonio entre una peruana y un príncipe europeo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs