James Bond seduce aún más con su banda sonora en directo

Fundación Excelentia sigue innovando: el martes proyectó en el Real «Casino Royale», a la vez que su Orquesta interpretó todos los temas compuestos por David Arnold.

  • James Bond seduce aún más con su banda sonora en directo

Tiempo de lectura 4 min.

31 de enero de 2019. 03:57h

Comentada
J. D. C..  31/1/2019

«Me llamo Bond, James Bond». Esta mítica frase del agente 007 no tiene la misma fuerza con la musica enlatada que interpretada en directo por una orquesta sinfónica compuesta por 80 profesores. La Fundación Excelentia es la promotora de una iniciativa que, según su presidente, Javier Martí, se enmarca «dentro de nuestro ánimo de ampliar el ‘’target’’ del público que asiste a nuestros eventos sin olvidar nuestro afán por difundir la música y sus valores». Este montaje llegó al coliseo madrileño tras el gran éxito cosechado en el Royal Albert Hall de Londres.

Su objetivo de atraer a espectadores de entre 30 y 50 años, «un público que quizá no frecuenta los conciertos de música clásica», lo cumplió de sobra. El Teatro Real, que se volvió a llenar una vez más con esta institución como hace año tras año con los conciertos de Navidad o de Año Nuevo, atrajo a multitud de parejas de esa edad, veinteañeros, además de bastantes familias con representantes de tres generaciones. No se quisieron perder la cita tampoco algunos famosos como el compositor Iván Palomares, el cineasta Arturo Ruiz Serrano, la actriz Rocío Muñoz Cobo, los meteorólogos Martín Barreiro y Ana Mariño y el actor Raúl Tejón. No faltó además el músico Luis Cobos, que sentía verdadera curiosidad por ver cómo se ensamblaba la musica con la cinta.

También estuvo presente Silvia Hernández, directora creativa de Pitillos, empresa que junto con Porsche, A&G Banca Privada, Lamberts y American Express, patrocinaron este espectáculo. «Un producto –explica Martí– que nos gustaría repetir con nuevos títulos, pero que resulta caro porque hay que comprar los derechos de emisión y contratar más profesores y técnicos, que vienen de fuera, dedicados a que la música y los diálogos y la música estén acompasados en todo momento».

Bond, que acababa de obtener el estatus 00 y su licencia para matar, se sumergía en un enfrentamiento cruel contra el financiero terrorista conocido como «Le Chiffre» que le llevó a parajes tan diferentes como la selva de Madagascar, las playas de arena blanca de las Bahamas, el lujoso Casino Royale de Montenegro –en el que se produce un durísimo enfrentamiento en un juego de póker de elevadas apuestas– y el Gran Canal de Venecia, donde tiene un lugar un desenlace más que asombroso.

Mientras transcurría la acción de la película más taquillera de toda la serie, la vigésima primera, dirigida por el neozelandés Martin Campbell, la Orquesta Santa Cecilia, bajo la batuta del británico Gavin Greenaway, interpretaba con una coordinación con la cinta que rozó la perfección, cada uno de los temas de la banda sonora. «You Know My Name», el principal, cuya versión instrumental es la base sobre la que el compositor construye el resto de la música, fue muy aplaudida. También sobrecogieron al auditorio «Vesper» y «Solange», los temas más románticos. Y como colofón, David Arnold, que ha creado cuatro bandas sonoras para la saga que ahora protagoniza Daniel Craig, salió al escenario tocando la guitarra eléctrica.

Últimas noticias