• 1

El nuevo Windsor: Un varón de casi cuatro kilos

Kate Middleton dio a luz a su tercer hijo en la mañana de ayer, al que presentó ante los medios de comunicación y que se coloca quinto en la línea de sucesión al trono

  • Los duques de Cambridge a las puertas del hospital con su nuevo hijo
    Los duques de Cambridge a las puertas del hospital con su nuevo hijo / Ap

Tiempo de lectura 4 min.

24 de abril de 2018. 00:25h

Comentada
Celia Maza 23/4/2018

ETIQUETAS

El mensaje de «¡Es un niño!» aparecía poco antes del medio día en la emblemática torre de BT en el centro de Londres y ocupaba todos los titulares. Los duques de Cambridge se convertían ayer en los auténticos protagonistas con la llegada de su tercer hijo, un varón que nació a las 10.01 horas GMT en el hospital St Mary’s y pesó 3,8 kilos. Los fans de los royal celebraron la ocasión como se merece concentrándose en las puertas del centro con pancartas, banderas y flores. Algunos de los restaurantes cercanos ofrecieron galletas y burritos conmemorativos e incluso uno de los característicos taxis negros se acercó hasta la entrada del hospital con un muñeco de cera como pasajero caracterizado como Isabel II. La familia real británica está en sus cotas más altas de popularidad y la llegada del nuevo miembro de la Casa Windsor fue motivo de gran celebración.

El nuevo príncipe será el quinto de la línea de sucesión por detrás de su abuelo paterno, el príncipe Carlos, su padre, el príncipe Guillermo y sus hermanos mayores, el príncipe Jorge, de cuatro años, y la princesa Carlota, de dos. Gracias a los cambios introducidos en 2013 en las leyes que rigen la sucesión, el sexo del bebé no afecta ya al orden sucesorio. Para conocer el nombre habrá que esperar algunos días, como ocurrió con sus hermanos. Aunque Federico, James, Arturo o Felipe estaban ayer en los primeros puestos en las casas de apuestas.

Parto sin complicaciones

Catalina fue trasladada en automóvil desde el Palacio de Kensington hasta el hospital poco después de las seis de la mañana. Tras el parto, la primera visita que recibió fue la del príncipe Jorge y la pequeña Carlota, que saludó muy alegre a los fotógrafos. Al tratarse de un parto natural sin complicaciones, la duquesa de Cambridge abandonó ayer mismo el centro sin necesidad de hacer noche, algo muy habitual en el Reino Unido. Poco antes de las 18:00 (hora local), Kate –como la llaman cariñosamente– posaba con el bebé en brazos con un vestido rojo y acompañada de su marido, muy pendiente de ella en todo momento. La pareja no se paró a hablar con la Prensa aunque al meterse en el coche, el príncipe Guillermo dijo que estaban «muy felices».

El día estuvo marcado por el protocolo británico. La primera en conocer la noticia fue la soberana, después se procedió a colocar un anuncio en papel sobre un caballete dorado a las puertas del palacio de Buckingham y, por último, el pregonero inyectó la pompa que tanto gusta y, ataviado con su traje tradicional, daba la buena nueva con su voz grave a todos los congregados a las puertas del centro. Básicamente, periodistas y fans que llevaban días acampados para vivir el momento. La reina Isabel II, que el pasado sábado cumplió 92 años, se mostró encantada con el nacimiento de su sexto bisnieto. Así como los Middleton, que también están de enhorabuena al conocerse que Pippa, hermana de Catalina, está esperando su primer hijo, según informó la prensa británica. El nacimiento del nuevo miembro de la Casa Windsor se enmarca en una primavera especialmente importante para los dos hijos de Lady Di. El príncipe Enrique proporcionará un nuevo motivo de celebración a Palacio el próximo 19 de mayo al contraer matrimonio con la actriz Meghan Markle. Se espera que la duquesa asista a la boda, pero que se retire antes de que concluya porque tan solo habrán pasado 26 días desde el parto.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs