La Reina Sofía luce el rubí cabujón, su joya más especial heredada de su madre

La Reina Emérita ha destacado hoy por su elegante vestido granate y su pendentif, que perteneció a Federica de Grecia

  • Doña Sofía hoy, luciendo el pendentif que heredó de su madre, Federica de Grecia. (GTres)
    Doña Sofía hoy, luciendo el pendentif que heredó de su madre, Federica de Grecia. (GTres)
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

06 de diciembre de 2018. 17:11h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 6/12/2018

La ocasión lo merecía. Se cumplían 40 años de la aprobación en referéndum de la Constitución española y los Reyes de España y los Reyes Eméritos, Don Juan Carlos y Doña Sofía, han jugado un papel importante en la celebración hoy en el Congreso de los Diputados.

Si hace 40 años la Reina Sofía decidió no lucir joyas en el acto de la firma de la Carta Magna, en esta ocasión, ya de retirada pública y libre de las ataduras de entonces, ha sacado del joyero real una de sus piezas favoritas: el pendantif con un rubí cabujón que heredó de su madre, la reina Federica de Grecia. Así, al contrario de lo que ocurre con las “joyas de pasar”, que ha heredado ya Doña Letizia, se trata de una pieza de su propiedad y que legará en un futuro a quien ella desee.

En el año de su 80 cumpleaños, Doña Sofía ha visto reconocida junto a su marido, su labor clave durante la Transición española y el papel jugado para que se aprobara la Constitución. Por eso hoy ha destacado por su elegancia, con un vestido granate muy oscuro, casi negro, muy sobrio, que permitía brillar con toda su fuerza el pendentif con ese rubí cabujón de incalculable valor. Aunque se puede combinar con cualquier tipo de collar o cadena, la Reina Emérita ha decidido lucirlo con un collar de perlas que perteneció anteriormente a su suegra, la Condesa de Barcelona, madre de Don Juan Carlos.

Esta maravillosa pieza de joyería la lució también Doña Sofïa en la coronación de su hijo Felipe, en 2014, así como en la Pascua Militar de este año, el pasado mes de enero, aunque en esa ocasión lucía un vestido mucho más colorido con lo que el pendentif pasaba mucho más desapercibido.

Últimas noticias