Norma Duval: «Por supuesto que me voy a casar con Matthias»

La empresaria inaugura hoy tres días de la feria Expo Mujer 2015

Siempre ha quedado claro que Norma Duval responde perfectamente a lo que es una señora con letras mayúsculas y que por ello siempre ha conseguido que a su alrededor cualquiera pueda sentirse a gusto gracias a su capacidad para ser la mejor anfitriona. Y fruto de esta personalidad, la actriz y vedette se ha liado la manta a la cabeza y en sólo cuatro meses ha conseguido organizar la primera feria multidisciplinar dedicada a la mujer y a la familia que se inaugura hoy a las 10:00 horas en el recinto ferial del Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid, donde se darán cita cientos de actividades. Pero, como nos confiesa ella, hay más valores detrás de esta empresa que ya entregó esta semana el galardón a la Mujer Excepcional 2015 a la nadadora Melani Costa: «No es una feria al uso porque no tenemos ánimo de lucro; evidentemente no quiero perder dinero, porque me ha costado mucho organizar la seguridad, las ambulancias, el diseño... Pero es solidaria, pues se ha creado con la intención de donar el 50% de los ingresos a la Asociación Española Contra el Cáncer e Infancia Sin Fronteras». Duval cuenta el caso de una escuela de Nicaragua que está al borde del cierre por cuestiones económicas y que «lo que para nosotros es un constipado fuerte, allí es la muerte».

Toda su familia y amigos han sido el más importante apoyo para que el proyecto saliera adelante en tan poco tiempo. Para que la feria pueda abrir sus puertas cuenta con un equipo de nueve madrinas como Loles León, Marta Robles, Belinda Washington, Irma Soriano, Arantxa del Sol, Antonia San Juan, Mar Regueras, Nieves Herrero y Lara Dibildos. «Han sido encantadoras, son solidarias y lo demuestran», matiza la actriz. Su ilusión, como ella misma admite, «es que sea un éxito y que cumplamos con la función social, cultural y comercial de sus 8.000 metros cuadrados. Habrá firmas de libros de Antonia San Juan, Isabel San Sebastián y Nieves Herrero; charlas, como la de la presidenta de Womenalia, desfiles... Una agenda apretadísima». Y por supuesto con el soporte anímico que le proporciona su pareja, Matthias Künt, con el que pleneaba casarse en estas fechas pero «hemos tenido que retrasar la boda porque era una locura e incompatible casarme ahora como estaba previsto y llegar con la feria a tiempo. Nos dimos cuenta en primavera de que era imposible pero pasará, por supuesto, no la hemos anulado sino retrasado. Todo será como iba a ser». Se refiere a sus planes de celebrarla con todos los suyos en Baleares. Como, irónicamente, le sobra el tiempo tampoco ha descartado su participación en un nuevo proyecto cinematográfico que ha preparado con Antonia San Juan, como directora y guionista, la cinta que lleva el nombre de «Elena y Cristina» y que de momento «está ahí y comenzará cuando tengamos la financiación». Lejos de la gran pantalla, Norma Duval no quiere aventurarse a subir a un escenario de nuevo: «No quiero de momento, porque desde que murió mi hermana Carla no me apetece nada».

Una familia inquieta

Norma Duval no tiene el corazón dividido como podría pensarse entre su lugar de nacimiento Barcelona, «porque es donde reside mi familia» y Madrid, la ciudad en la que vive y a la que quiere desde que llegó muy joven. Además, y casi sin quererlo es una de las mejores embajadoras que tiene la Marca España: «Estoy muy feliz de pertenecer a este país y aunque tengo doble nacionalidad, francesa también, soy ante todo española». Habla con mucho orgullo de sus hijos, que han estado a su lado en lo bueno y en lo malo, y de su protector, Marc, el mayor, «que ha realizado un trabajo extraordinario, cómo es poder contar con él para emprender Expo Mujer, al igual que Yelko y Christian, que dentro de poco emprenderá su propio proyecto» del que no ha querido hablar Duval, «aunque espero que nos dé muchas alegrías».