• La pasarela de Agatha Ruiz de la Prada, durante la última Fashion Week Madrid, era una enorme bandera nacional
    La pasarela de Agatha Ruiz de la Prada, durante la última Fashion Week Madrid, era una enorme bandera nacional

Himnomanía, ellos también le ponen letra

La versión que Marta Sánchez compuso del himno nacional, y que interpretó en su más reciente concierto en el Teatro de la Zarzuela, ha revolucionado a media España

Marta Sánchez puso de pie al Teatro de la Zarzuela hace una semana cuando interpretó su versión personal del himno nacional. Poco después, y gracias a la viralidad de las redes sociales, también se alzaron emocionados miles de españoles que sintieron su letra como propia. Durante los días siguientes, el telediario abrió con la noticia, se crearon peticiones en change.org para que Sánchez lo cantase en la final de la Copa del Rey y políticos de todos los partidos dieron su opinión al respecto. La letra compuesta por la artista ha abierto el debate y nosotros hemos pedido ayuda para ponerle palabras a nuestro himno incompleto. María Bravo, de la Global Gift Foundation, por ejemplo, propone una estrofa: «España dulce y fuerte, te llevo conmigo desde la luz hasta la muerte. Honrada de ser española y formar parte de su gente». El decorador Tomás Alía también se atreve con un par de frases: «Viva España, tierra de contrastes y de hermandad que convive en libertad. Nuestra bandera hondea feliz, viendo a los españoles juntos convivir». Por supuesto, está a favor de la actuación de la cantante: «Me pareció emocionante, sincera y desde el alma, esa voz, la necesidad de permanecer unidos, el orgullo de ser español, algo que siento cada vez que trabajo fuera del país, y la necesidad de defender con orgullo la “marca España”».

El cantante Plácido Domingo Jr. no se anima a sugerirnos unas estrofas, pero sí que alaba el riesgo de la ex vocalista de Olé Olé: «La letra es preciosa y el mensaje podría ser ambiguo. Obviamente, cada uno la interpretará según sus inclinaciones políticas, pero la interpretación de Marta es muy emotiva. Y, en mi humilde opinión, aún si jamás hubiera habido precedentes de independentismo, es un himno precioso y muy digno para un país maravilloso». Más breve es el también diseñador Manuel García Madrid: «Me gustaría una letra con palabras fáciles de entender y sin complicaciones, para que todos nos sintamos identificados. Lo que sería un himno estilo “sport”, por hacer una semejanza con la moda».

La aportación de la cantante Encarnita Polo es rotunda: «El orgullo de ser de España, que llevan siglos queriendo cargársela y no pueden, porque esa alegría y esa luz no la hay ná más que aquí». Incluso hay quien, como el arquitecto Luis Galliussi, pasa de la letra y reclama «un cambio de ritmo. Lo haría más moderno, algo tipo rap para poder bailarlo».

También está abierto a la posibilidad de un cambio de himno el bailaor Curro de Candela, que afirma que «se lo habría encargado a Paco de Lucía, Juan Antonio Salazar o Camarón, y entonces sí pondría una letra; en el actual, no». Tanto con la interpretación de nuestro himno como con la bandera existe un pudor ancestral a exhibirlos. Paralelamente a la polémica de símbolos que vivimos en España, hay países, como apunta Juncal Rivero, en los que el himno no es de nadie: «En EE UU interpretan el suyo a todas horas y no pasa nada», dice, y en Inglaterra la bandera la utilizan para tapicerías o vestidos y van tan felices cubriéndose con sus símbolos nacionales.

«El problema es que lo comparamos con los grandes himnos, como los de EE UU o Francia. Los himnos están creados según los hechos ocurridos hace siglos, por eso es difícil ponerles una letra en el XXI», afirma el cocinero Sacha Hormeachea. De ahí que el «la, la, la» siga siendo una letra disparatada sin contenido y que, cuando la necesidad apura, muchos entonen el «Viva España» de Manolo Escobar como alternativa. Como indica el yerno del rey Simeón de Bulgaria, Kitín Muñoz: «El día en que seamos capaces de ponernos de acuerdo en que queremos una letra para nuestro himno, será el día en que tendrá que escribirse. Viva España».

*Información realizada por Daniella Mendoza, Patricia Navarro, Tatiana Ferrandis, Elena Barrios, Raquel Rodríguez y Blanca Benavent.