MENÚ
martes 13 noviembre 2018
01:21
Actualizado

A por unos kilos menos

Si a nuestro perro le sobra peso podemos aprovechar el verano para ayudarle a que lo pierda. El calor, el aumento de horas de luz, los cambios de horarios, los sitios nuevos... pueden ser nuestros aliados

  • A por unos kilos menos

Tiempo de lectura 4 min.

19 de agosto de 2018. 05:57h

Comentada
Emer Iglesias,  Emerre Iglesias.  19/8/2018

Hay un notable paralelismo entre la obesidad humana y la de los animales de compañía y esto se debe al hecho de que ambas especies comparten el mismo entorno ambiental.

En las últimas décadas la obesidad en los perros ha aumentado de manera espectacular, quizá incluso de una forma más extrema que en los seres humanos. Se estima que en los países desarrollados, entre el 17-44% de ellos están gordos, lo que se se ha convertido en una preocupación seria en medicina veterinaria. Por este motivo, el verano puede ser el mejor momento para que nuestro can pierda esos kilos que ha ido cogiendo durante el invierno aprovechando que en época estival se come menos.

Los perros suelen compartir el mismo entorno que su dueño, incluyendo la abundancia en la comida. El riesgo de sobrepasar el peso ideal en los canes se incrementa con el aumento de la edad de los dueños. A medida que éstos envejecen, tanto unos como otros tienden a aumentar el porcentaje de sobrepeso.

También se suele relacionar el estado del peso del can con los ingresos de los dueños: los propietarios de nivel alto no alimentan a sus perros con restos o sobras de comidas.

Generalmente los dueños de perros gordos tienen un nivel socioeconómico menor que los de canes que están en su peso ideal. El sobreconsumo también es una importante causa de obesidad en los perros. A veces, el propietario alimenta a su animal porque piensa que eso le gusta y le parece que no hay mejor forma de demostrarle su afecto que alimentándole de más. Así, en las casas donde hay un solo animal, éste tiende a tener más sobrepeso que en hogares donde hay más. Por otra parte, cuando nuestro compañero fiel es alimentado en casas con varias personas, está menos delgado que si solo convive con un humano.

Un factor que también influye es la «humanización», así como los conocimientos que tienen los propietarios sobre la nutrición canina. Está demostrado que los propietarios de perros delgados tienen más interés acerca de su nutrición y salud.

Si estamos de viaje con nuestro can el hecho de pasar con él las 24 horas del día nos puede ayudar a controlar mejor su alimentación.

A por unos kilos menos

Collares luminosos

Para los días de viaje a sitios desconocidos para el can es buena idea ir provistos de un collar con luces led que nos permitirá controlarlo en zonas oscuras en caso de que se separe de nosotros. Son inocuos y fáciles de usar. Tienen un pulsador y varias formas de iluminación: fija, intermitente, a golpes... También los hay que se activan con el movimiento del perro.

A por unos kilos menos

La vena canina de los famosos

El actor Dani Rovira es un amante de los animales y a diario lo pone de manifiesto tanto en sus redes sociales como en su participación en «El hormiguero» de Antena3, donde presenta perros que necesitan ser adoptados. A finales de julio llevó a 20 canes de un señor, Antonio, que sufrió un ictus y ya no podía cuidarlos. Él mismo adoptó a uno de estos perretes.

Últimas noticias